Cómo conducir de manera adecuada para que el embrague no sufra. Toma nota de estos consejos

¿Sabías que muchas averías del embrague son por malas prácticas del conductor? Así es: a menudo somos los propios automovilistas los que con ciertos malos hábitos repetitivos provocamos problemas y averías en ese delicado sistema. Sobre todo porque aceleramos el desgaste natural de los componentes.

Conducir utilizando correctamente el embrague y realizar el mantenimiento preventivo del coche es muy importante para evitar problemas que, además, pueden ser realmente costosos. Ten en cuenta además que en el coche todos los sistemas se conectan de un modo u otro, con lo que maltratar el embrague también podría ser el origen de otras averías.

5 consejos para cuidar el embrague mientras conduces

Posición y presión del pie

El primer punto a tener en cuenta es el pie del conductor. En ese sentido, hay varias conductas negativas que acelerarán el desgaste del embrague:

  • Por un lado, apoyar de manera continua el pie en el embrague cuando no es necesario
  • Por otro lado, no pisar a fondo el pedal del embrague cuando hay que engranar una marcha
  • Por último, soltar el embrague demasiado rápido

Todos estos gestos pueden provocar, con el tiempo, daños en el embrague ya que, aunque parezcan irrelevantes, podemos llegar a repetirlos cientos, miles de veces sin apenas ser conscientes de ello.

El punto de embrague

Controlar el punto de embrague, o más bien no hacerlo, es el talón de Aquiles de muchos conductores. ¿Temes aparcar o tener que arrancar el coche en una cuesta con pendiente ascendente pronunciada? Si la respuesta es sí significa que no controlas bien el punto de embrague, también llamado “medio embrague”.  Pues bien, es importante que sepamos maniobrar en una situación como la descrita, de manera que podamos, manteniendo el pedal de embrague pisado, ser capaces de soltar el freno y pisar el acelerador con diligencia, pero también con suavidad. De lo contrario, “quemaremos” con facilidad el embrague.

Afortunadamente, los vehículos modernos cada vez cuentan con más sistemas que ayudan a los conductores en estas maniobras.

Freno motor

Utilizar el freno motor, reduciendo la velocidad sin el embrague pisado, no sólo favorecerá su vida útil, sino que también será beneficioso para los frenos del vehículo.

Cuando el semáforo esté rojo, pon punto muerto

Mantener pisado el pedal cuando es innecesario provoca un desgaste que debemos evitar en el embrague.

Toca la palanca de cambios sólo cuando haya que hacerlo

Si es malo para el pedal del embrague apoyar el pie en él, también es perjudicial apoyar la mano sobre la palanca de cambios sin ninguna razón.

Y por último, pero no por ello menos importante: recuerda que el mantenimiento del coche en tu EuroTaller de confianza también ayudará a mantener en forma el embrague de tu automóvil por más tiempo.

Un buen mantenimiento del sistema de embrague ahorra averías innecesarias.
S
Fecha: 
Miércoles, Septiembre 23, 2015