Delphi muestra en el Salón IAA sus soluciones para la movilidad del futuro

Delphi Automotive aprovechará su presencia en el  Salón Internacional del Automóvil (IAA) 2017 de Frankfurt para mostrar sus soluciones para la movilidad para el futuro, y que, entre otras cosas, harán posible la conducción autónoma, la conectividad, el análisis de datos y la propulsión avanzada.

En cuanto a los sistemas de propulsión avanzada, Delphi trabaja en varias soluciones: inyección directa de gasolina de máxima presión para reducir las emisiones, electrificación inteligente con la tecnología semihíbrida de 48 voltios, Inversor-convertidor DC/DC combinado, o un sistema de desactivación de cilindros que reduce notablemente las emisiones de CO

Inyección directa de gasolina

De este modo, en el Salón IAA, Delphi destacará una evolución de su sistema GDi, que lo convierte en el sistema de mayor presión y el más silencioso que se fabrica. La última generación, que entra ahora en producción con un fabricante de vehículos europeo, avanza un paso más en cuanto a presión de inyección, precisión y eliminación de ruido.

El nuevo sistema de producción funcionará a una presión de hasta 350 bar y es capaz de llegar hasta 400 bar sin más actualizaciones. Un equipo avanzado de Delphi está trabajando en presiones aún más altas, por lo que es posible que para la siguiente generación del sistema se alcancen casi 500 bar. Gracias a los inyectores con solenoide multiperforados de Delphi, el sistema consigue una atomización y penetración óptimas del combustible; de este modo se logran reducir las emisiones de CO2 y de masa y número de partículas, además de mejorar el ahorro de combustible.

Tecnología semihíbrida de 48 voltios

En cuanto a la tecnología semihíbrida de 48 voltios, se prevé que en 2025, 1 de cada 10 coches que se vendan a nivel mundial sea con dicha tecnología. Así, as emisiones de CO2 se podrían reducir en más de un 10%. Además, está previsto que para ese año los híbridos de 48 voltios representen más del 95% del mercado mundial de vehículos semihíbridos y aproximadamente la mitad del de híbridos, de acuerdo con Global Insight IHS.
 
La nueva tecnología semihíbrida de 48 voltios de Delphi hace posible la electrificación inteligente de los turismos. Esto se traduce en los siguientes beneficios: reducción de más de un 10% en las emisiones de CO2, disminución significativa de las emisiones de NOx, reducción al mínimo de los costes de tratamiento posterior, incremento de hasta un 15% en el ahorro de combustible, un 10-20% de potencia adicional y optimización de la función arranque-parada.

Desactivación de cilindros

Por otra parte, Delphi también expondrá un sistema de desactivación de cilindros que ofrece una reducción del 8-15% en las emisiones de CO2, dependiendo del motor. La tecnología Dynamic Skip Fire (DSF®), desarrollada conjuntamente con Tula Technology Inc., es la primera tecnología totalmente variable de desactivación de los cilindros del motor disponible en el sector. Esta permite nuevos enfoques con respecto al refinamiento, la combustión y el proceso de hibridación. Para motores turboalimentados eficientes de cuatro cilindros, las mejoras suponen un coste estimado de sólo 40€ por porcentaje de reducción de CO2. La integración con la electrificación semihíbrida permite que el DSF logre una reducción adicional de CO2 de hasta un 3%, con lo que sus beneficios totales previstos alcanzan un 11% en los motores de cuatro cilindros.

Estas dos útimas tecnologías, según Delphi, podrían ser la mejor solución para reducir las emisiones de dióxido de carbono y equipararse a los sistemas diésel en el cumplimiento en materia de emisiones, rendimiento y coste. Así, en su camino hacia la electrificación, los ingenieros de la compañía han combinado dos tecnologías, el Dynamic Skip Fire (DSF) y la tecnología semihíbrida de 48 voltios, en un prototipo de Volkswagen Passat con motor de 1,8 litros, en el que las emisiones de dióxido de carbono se han reducido un 13%.

Inversor-convertidor DC/DC combinado

La última de las soluciones que Delphi mostrará en Frankfurt es el inversor-convertidor DC/DC combinado. Así, Delphi ha creado una tecnología de electrificación puntera en el sector, que ayuda a los fabricantes de automoción a reducir costes y espacio a la vez que crea valor, al integrar las funciones del inversor y del convertidor DC/DC en un solo componente. Esta tecnología se utiliza en numerosas aplicaciones y una sola unidad se puede emplear para gestionar los sistemas de propulsión eléctrica, tanto en vehículos eléctricos como híbridos. También desempeña un papel esencial en las funcionalidades añadidas que hacen posibles los sistemas de electrificación, como el frenado de recuperación y el sistema de arranque-parada del motor.

Sin embargo, una de las características más importantes de combinar el inversor con el convertidor DC/DC es que se obtiene un valor excepcional de forma rentable. Al reunir estos componentes, los fabricantes de automóviles pueden eliminar cableado, manguitos de refrigeración, conexiones y carcasas, con lo que se reduce la masa total y el tamaño, a la vez que el dispositivo se integra perfectamente en el vehículo. De este modo, a estos fabricantes se les ofrece una tecnología líder en el mercado con las ventajas de un producto con un coste inferior y mejor embalaje.

Conducción autónoma

Por otro lado, en el IAA, Delphi dará protagonismo a su plataforma de conducción autónoma con detección, localización y planificación centralizadas (CSLP) y mostrará que sigue la vía más rápida para impulsar el avance de la conducción autónoma de forma segura. En este sentido, Delphi ha anunciado recientemente varias alianzas clave para acelerar el desarrollo de soluciones con viabilidad comercial para vehículos autónomos.

El cerebro de este sistema de conducción autónoma se encuentra en el controlador multidominio, ya que es en su interior donde se toman las decisiones cruciales. El controlador multidominio de Delphi aúna diversos subsistemas o dominios electrónicos del vehículo en un solo centro de control de gran potencia. El elevado rendimiento en cuanto a potencia de cálculo de un controlador multidominio posibilita que los vehículos autónomos gestionen con rapidez y eficacia la enorme cantidad de datos complejos necesarios para que las funciones automatizadas se realicen correctamente.

Delphi considera que cuenta con los socios adecuados para lanzar una plataforma de conducción autónoma con detección, localización y planificación centralizadas (CSLP) en 2019.

ADAS con arquitectura por satélite y RACam

También se presentará en el Salón IAA el primer sistema ADAS de nueva generación por satélite del sector, fabricado por Delphi, que ofrece una arquitectura preparada para el futuro y más eficiente que los sistemas de la competencia.

Gracias a su sistema RACam, combina la tecnología de radar y cámara dentro del vehículo para proporcionar un campo de visión más amplio y mejorar la capacidad de detección cruzada, aumentar la disponibilidad del sistema en condiciones climáticas adversas y ofrecer más ventajas en cuanto a diseño y estilo.

La arquitectura por satélite con RACam lleva los actuales sensores ADAS, que actualmente funcionan de forma independiente, y traslada la potencia de cálculo de cada uno de ellos a un controlador de dominio centralizado. Esto permite que los sensores sean hasta un 70% más pequeños, por lo que ofrece una mayor flexibilidad de diseño y montaje.

El poder del análisis de datos

El volumen de datos que generan los vehículos conectados experimenta un rápido aumento a medida que el sector de la automoción avanza hacia la producción de soluciones de movilidad autónoma. Delphi ha reunido a un equipo que comprende esta gran cantidad de datos y, lo que es más importante aún, sabe cómo obtenerlos, transmitirlos y gestionarlos. También son expertos en aprovechar su valor potencial para los fabricantes de automóviles, proveedores, proveedores de servicios, minoristas y, en última instancia, clientes.

La recopilación, interpretación, priorización y presentación de los datos de este tipo de vehículos ayuda a reducir las revisiones, mejora la calidad de los lanzamientos, posibilita los servicios de movilidad a demanda, permite actualizaciones de software y correcciones inmediatas, y tiene el potencial de fomentar el crecimiento de un incipiente sector de servicios para vehículos conectados. 

Para abordar el valor del análisis de datos, Delphi ha creado un ecosistema para vehículos conectados. Esto representa un gran valor para los fabricantes de equipo original, mediante la adquisición estratégica de dos empresas tecnológicas emergentes: Control-Tec (noviembre de 2015) y Movimento (enero de 2017), además de la inversión estratégica en Otonomo (abril de 2017). Control-Tec aprovecha los datos en tiempo real y la nube para identificar y solucionar problemas; el centro de control de Control-Tec estará expuesto en el IAA. Movimento hace posibles las actualizaciones y mejoras de software por medios inalámbricos.

Por otra parte, el volumen de datos que generan los vehículos actuales es enorme y complejo. Otonomo logra que esos datos sean anónimos, los prioriza y los agrupa, de modo que las compañías de automoción —que actúan como "agentes de datos"— puedan vendérselos a los proveedores comerciales. Delphi también ha realizado una inversión estratégica en Valens (mayo de 2017), empresa líder en transmisión de datos de alta frecuencia, con el fin de convertir en realidad las tecnologías de infoentretenimiento, seguridad activa y conducción autónoma del futuro. La visión de Delphi consiste en hacer posible un "cerebro" y un "centro neurálgico" del vehículo, gracias a su liderazgo en computación y arquitectura eléctrica. Esta alianza  fortalece nuestra capacidad en este ámbito.

Controlador integrado del habitáculo

En el Salón IAA, Delphi mostrará su familia de controladores del habitáculo integrados (ICC) y ampliables para sistemas de infoentretenimiento, que abarca el segmento de vehículos de alta gama y ofrece una experiencia de usuario y gráficos inmejorables. Gracias a la familia de procesadores para automoción más novedosa de Intel, el ICC de Delphi, con su arquitectura de software modular, es compatible con diversos modos de interacción, al tiempo que integra entradas de sensores tanto en el dominio del sistema de infoentretenimiento como en el de seguridad funcional.

El ICC admite hasta 4 pantallas de alta definición, por lo que proporciona una solución ampliable y de gran flexibilidad a nuestros clientes, preparada para la adaptabilidad que permitirá hacer realidad el habitáculo de los vehículos del futuro. Otra mejora destacada que ofrece el ICC tiene que ver con el rendimiento de los gráficos (10x) y de la potencia de cálculo (5x) si se los compara con los sistemas que actualmente están en el mercado. Esta arquitectura integrada ofrece un ahorro estimado de hasta un 12% en el coste del sistema, a la vez que reduce el volumen hasta en un 33%.

Los fabricantes de automoción que opten por el ICC de Delphi dispondrán de flexibilidad para combinar diferentes dominios, por ejemplo, infoentretenimiento, reconocimiento de gestos, clústeres y otras funcionalidades de software, con una arquitectura abierta en una única caja del controlador. Mediante la arquitectura ICC se logra el aislamiento de los dominios para alcanzar otro nivel de estabilidad del rendimiento y certificación de la seguridad operativa.

Experiencia de usuario

Por último, Delphi también llevará al IAA su pantalla multicapa MLD, la primera experiencia 3D dentro del habitáculo del sector, que proporciona a los conductores una experiencia de usuario personalizada, sin necesidad de utilizar gafas especiales y sin causar dolores de cabeza ni cansancio ocular.

Mediante una combinación de software y tecnologías ópticas y de imagen, se crea un efecto 3D mediante el uso de dos paneles TFT-IPS estándar con un entrehierro intermedio. Se agrega una unidad de retroiluminación de gran eficiencia como fuente de luz para la pila óptica de alta definición y resolución superior. De este modo se obtienen unas imágenes con auténtica profundidad, textos y gráficos más nítidos y un verdadero efecto 3D.

Los indicadores de profundidad transmiten al conductor un mayor nivel de urgencia, que mejora su tiempo de reacción. Los conductores pueden asimilar rápidamente la información sencilla y dinámica que se les presenta en dos pantallas, y el tiempo que apartan la vista de la carretera se minimiza, gracias a que la información importante destaca con claridad.

S
Fecha: 
Jueves, Septiembre 14, 2017