La deshidratación al volante provoca una conducción más agresiva

¿Sueles hidratarte cuando viajas? Quizás no parezca una cuestión muy importante pero cuando se está al volante es básico el descanso pero también la hidratación si no queremos que el rendimiento como conductor disminuya en los viajes largos.

Un estudio elaborado por el RACE, la DGT y y la Asociación de Bebidas Refrescantes, (Anfabra), señala que entre los factores que más afecta a la fatiga del conductor es la deshidratación, unido a unos bajos niveles de glucosa. De hecho, los estudios constatan que una hidratación insuficiente puede provocar las mismas reacciones al volante que cuando se conduce bajo los efectos de determinados niveles de alcohol. Sin embargo, un 20% de los conductores no identifica la falta de hidratación como causante de la fatiga o como factor que puede provocar un riesgo de accidente.

¿Qué efectos produce la deshidratación en la conducción?

RACE ha realizado unas pruebas neurológicas a conductores para averiguar los efectos de la deshidratación. En las instalaciones del Circuito del Jarama-RACE, 14 automovilistas se sometieron a unas pruebas en las que se controló la respuesta psicogalvánica, los valores recogidos en el electroencefalograma y la medición de la tasa cardiaca.

En las pruebas que se adelanta la aparición de la fatiga en un 50%, con la consiguiente pérdida de atención al volante. Esto, trasladado al tiempo de conducción, muestra como un conductor bajo estas condiciones debería parar a descansar e hidratarse mucho antes que un conductor bajo condiciones normales.

Por otro lado en un 66% de los casos, la deshidratación al volante provoca una conducción más agresiva y una mayor brusquedad en las maniobras. También desciende en un 27% la concentración, tanto en los recorridos urbanos como interurbanos, con el consiguiente riesgo de accidente. Del mismo modo, un tercio de los conductores evaluados cometieron más errores que el resto de conductores, con un 17% más de frenazos bruscos.

El análisis reveló que el uno de cada tres conductores con síntomas de deshidratación y fatiga invadió el carril contrario a la hora de realizar las pruebas de conducción simulada.

Un reflejo de cómo la deshidratación afecta negativamente en la conducción. Cuando realices un viaje largo recuerda que es importante parar a descansar pero también hidratarse.

En la Red EuroTaller queremos que viajes seguro por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Busca tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

La deshidratación favorece la fatiga al volante
S
Fecha: 
Viernes, Julio 14, 2017