NOTICIA
04-11-2015

¿Adaptas tu conducción cuando hay niños cerca? El coche autónomo de Google también.

Siempre que circulamos cerca de peatones o ciclistas debemos extremar las precauciones, contemplando la posibilidad de movimientos imprevistos. Pero, cuando esos peatones son niños, toda prudencia es poca. De ahí que, por ejemplo, en las inmediaciones de parques o colegios sea obligado reducir la velocidad y haya señales de tráfico que nos alerten sobre la presencia de los más peques.

El coche de Google aprende a distinguir a los niños

Para que los vehículos autónomos de Google cumplan esta premisa y adapten su conducción ante la presencia de niños, estos coches deben conseguir primero otra cosa: distinguir a los peatones niños de los peatones adultos.

En ese sentido, Google no ha revelado datos trascendentales sobre cómo sus vehículos autónomos están logrando esa funcionalidad. Sí ha puntualizado, en cambio, que los sensores son capaces de detectar a niños, incluso en el caso de que vayan disfrazados, como habría sido el caso estos días atrás, coincidiendo con la conocida fiesta de Halloween.

De hecho, precisamente se ha aprovechado Halloween para realizar algunas pruebas con grupos de niños disfrazados.

Lo cierto es que, como decíamos antes, la presencia de peatones siempre debe ponernos en guardia, pero es sabido que los más peques pueden presentar movimientos o comportamientos imprevistos. Para conducir aún más seguro, verifica que tu vehículo está a punto en tu EuroTaller de confianza. Componentes como neumáticos, frenos, suspensión etc. pueden ayudarte a que los sustos se queden en sólo eso, sustos.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.