NOTICIA
17-06-2014

Adiós a Ray Fox, mecánico legendario del NASCAR

“Tenía mal genio. Pero tenía buenos, rápidos motores”. Así describe un amigo a Ray Fox, leyenda de los inicios del NASCAR, la competición de coches de serie. La propia NASCAR se refiere a él en estos términos, en un comunicado, tras saberse la noticia de su fallecimiento: "Ray Fox fue una de las personas que ayudaron a sentar la base de nuestro deporte, con una personalidad tan importante como sus logros en la pista".

 

Considerado uno de los mejores mecánicos del NASCAR en las décadas de los 50 y los 60, Raymond Lee Fox hizo fue un apasionado de los coches muy polifacético. Como propietario de coches, consiguió hasta 14 victorias, y como fabricante de motores y mecánico tuvo también numerosos éxitos.

 

Se retiró a principios de los 70, pero veinte años después regresó al NASCAR, como inspector, cargo en el que permaneció hasta su segunda jubilación en 1996, cuando contaba ya con 80 años de edad. Sin embargo, era habitual verle en las gradas como espectador de las carreras tras su jubilación definitiva. Y es que hay cosas de las que uno nunca se jubila.

 

Finalmente, tras 98 años de vida intensa, su motor se ha apagado, aunque ha dejado una bonita herencia: su nieto, Ray Fox III, es mecánico del equipo de automovilismo del NASCAR Roush Fenway Racing.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.