NOTICIA
19-01-2021

Así funciona el control de tracción inteligente

Cuántos coches hemos visto patinar en muchas zonas de España estos días tras el paso de la borrasca Filomena y el manto de nieve y hielo que ha dejado. El intentar pasar por calles que parecían limpias ha supuesto un susto, y un golpe de chapa, a más de uno.

Y eso que prácticamente todos estos vehículos llevan ya incorporados de serie el control de tracción inteligente cuyo objetivo es restar potencia al motor cuando una de las ruedas motrices patina y el conductor sigue acelerando, por ejemplo, al caminar sobre un firme deslizante.

Funciona de forma completamente automática, y la única intervención que te permite es desconectarlo mediante el botón que tienes en el cuadro o cerca de la palanca de cambios. Como siempre para cualquier duda se puede ir a nuestro EuroTaller de confianza para que nos lo aclaren.

Tipos de control

Hay fundamentalmente dos, los que actúan reduciendo la potencia del motor cuando detectan que el neumático no es capaz de transmitir el esfuerzo al asfalto y los que, además, trabajan sobre el sistema de freno, reteniendo la rueda que pierde tracción. En los dos casos, el secreto está en que el sistema ABS se comunique con el dispositivo de gestión del motor.

Ahora, como decía antes en referencia con el temporal, vamos a centrarnos en los sistemas que trabajan frenando la rueda que patina ya que tienen un funcionamiento similar al diferencial autoblocante y nos sacan del apuro de forma muy eficaz.

En la actualidad, muchos fabricantes emplean controles de tracción con varios programas de funcionamiento que permiten que coches que no tienen tracción total se comporten bastante bien fuera del asfalto.

Los modelos equipados con diferenciales autoblocantes o de deslizamiento limitado toleran el patinado de una rueda hasta cierto punto, y cuando eso sucede, la fuerza se desvía a la que tiene mejor tracción.

En este caso, el control de tracción primero intenta frenar la rueda que patina aplicando el freno sobre ella y provocando una especie de efecto de diferencial autoblocante. Si con la acción del freno no es suficiente para corregirlo, se activa la segunda fase, en la cual reduce la potencia del motor cortando el acelerador, por más que el conductor siga insistiendo con el pie derecho.

Si las dos ruedas del mismo eje patinan por un exceso de acelerador, directamente se activa la fase dos, reduciendo el suministro de combustible al motor.

En la Red EuroTaller queremos que viajes seguro y confortable por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra el taller de la Red EuroTaller más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.