NOTICIA
04-11-2020

Así se estropean los intermitentes, ¿cómo lo detectamos?

Evidentemente, que nos falle un intermitente en el coche es un gran problema si tenemos que pasar la ITV o, incluso, una cuestión de seguridad si es el trasero el que no funciona y tenemos que avisar al resto de conductores de que vamos a cambiar de carril.

Se puede llegar a tener un incidente en el que la compañía de seguros pueda poner pegas si lo llevábamos fundido. Todo se arregla muy fácil con una visita a nuestro EuroTaller de confianza para que nos lo sustituyan enseguida.

Y es que el Reglamento General de Circulación es claro al respecto: “Todos los vehículos automóviles deberán incorporar este dispositivo de señalización de maniobra, que debe funcionar con luces naranjas con una cadencia de parpadeo no inferior a 60 pulsaciones por minuto y no superior a 120 pulsaciones por minuto. Todo lo que sea diferente a esto, supondrá una infracción y un defecto que en la ITV será calificado como grave”.

Como la mayoría de los componentes de nuestro coche la vida de los intermitentes no es eterna. Más tarde o más temprano alguna vez nos fallará.

Tipos de averías y cómo se detectan

  1. La más normal es que el parpadeo supere las 120 pulsaciones por minuto que recoge como tope máximo el reglamento de circulación. Otras avería habitual es el fundido total de la luz y un tercer fallo es la pérdida de brillo, de intensidad, es decir su potencia lumínica.
  2. Detectarlo pronto no reviste ninguna complicación, lo que es importante es hacerlo pronto para evitar sustos. Como no vamos a hacer comprobaciones visuales cada vez que cogemos el coche y puede que no nos avise el cuadro hay que estar atentos también a lo que nos puedan decir los otros conductores.
  3. Si la bombilla está sucia o hay gotas de condensación también tendrás un indicador de fallo o fallo inminente.

Causas de las averías

Entre las más frecuentes se encuentran el estado de la batería o la instalación eléctrica. La batería debe estar cargada correctamente para evitar el fundido de cualquiera de las luces del coche. Por su parte, la instalación eléctrica debe ser revisada periódicamente para que no sea la causante de cortocircuitos que también produzcan el fundido de las luces.

Otras causas no tan habituales suelen estar relacionadas con una mala instalación de la bombilla, un fallo en la conexión del sistema o un defecto de la propia bombilla del intermitente. De todos modos, estas lámparas tienen una vida útil que ronda los 50.000 kilómetros.

En algunas ocasiones no hay un defecto en la bombilla en sí, y tan solo se trata de un modelo inadecuado para el vehículo. Además, la humedad y la lluvia también causan averías.

Para un buen mantenimiento de tu coche acude a tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidamos de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.