NOTICIA
02-08-2021

Así tienes que controlar el reposacabezas del coche

Ruedas, luces, frenos, aceite… son aspectos a los que prestamos mucha atención antes y durante la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Pero, ¿y los asientos? El 'Manual de procedimiento de inspección de estaciones ITV' señala que los vehículos deben disponer del número de plazas para las que están autorizados. Los asientos deberán estar anclados a la estructura de forma resistente y ser adecuados a su función.

Si durante la ITV se detecta alguno de los siguientes defectos se considerará grave:

  • Número de plazas superior al que figura en la documentación del vehículo.
  • Fijación defectuosa con riesgo de desprendimiento.
  • Asientos inadecuados a su función o con elementos sueltos o deteriorados que presenten riesgos de lesiones.
  • En su caso, asientos que no permitan el acceso a las plazas posteriores.
  • Inexistencia de algún reposacabezas siendo obligatorio.

Asimismo, se considerará defecto leve que el mecanismo de ajuste longitudinal del asiento del conductor no funcione adecuadamente.

La función del reposacabezas

El reposacabezas es un sistema de seguridad que deben tener todos los automóviles para evitar lesiones cervicales ante cualquier colisión o golpe.

Hay dos clases de reposacabezas para coches, los integrados o fijos a la estructura del asiento, que pueden ser muy eficaces si se ajustan correctamente, y los reposacabezas activos o ajustables, que son más modernos.

En el caso del reposacabezas activo, se activa de manera automática cuando hay una colisión por detrás y las cabezas de los ocupantes del coche se desplazan hacia al frente. La función de estos elementos es limitar el retroceso y evitar el traumatismo en las vértebras cervicales, lo que se conoce como ‘latigazo’.

Este tipo de reposacabezas permanece montado sobre una placa de presión en el respaldo del asiento a través de un mecanismo de unión consistente en un sistema de muelles. 

En el instante en que el asiento se desplaza o arrastra al ocupante hacia adelante con una fuerza excesiva, superior a lo que soporte el muelle, la placa se mueve hacia atrás dentro del asiento. Esto consigue que el reposacabezas haga un movimiento que le fuerce a subir hacia arriba y hacia adelante, sujetando de esta manera la cabeza para reducir las posibles consecuencias del golpeo.

Cómo colocar el reposacabezas

Es importante saber cómo colocar el reposacabezas antes de arrancar la marcha. La altura adecuada se obtiene cuando la parte superior de la cabeza queda a un nivel parecido al del reposacabezas.

Entre la cabeza y el reposacabezas debe quedar una separación de entre 4 y 7 centímetros. Esto es válido tanto para el conductor como para el resto de los ocupantes del vehículo.

Visita tu taller de confianza, tienes más de 800 a tu servicio, y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche. Los profesionales de la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad cuidando del buen mantenimiento de tu automóvil.

 

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.