NOTICIA
16-06-2015

Avería de la Válvula EGR ¿Sabes cómo evitarlo? ¿Cuál son los síntomas en tu automóvil?

Las averías en la válvula EGR, pensada para facilitar la recirculación de los gases del escape a la cámara de combustión y reducir así las emisiones de NOx en coches diésel, son fácilmente evitables si sigues unas pautas de conducción sencillas. Normalmente, este tipo de averías se presenta en automóviles que solo realizan recorridos urbanos y a baja velocidad: que no alcanzan un nivel de revoluciones alto el suficiente tiempo como sería necesario. ¿El problema? La acumulación de carbonilla debido a que no se inicia el proceso automático de limpieza. ¿Los síntomas? Fallos en el rendimiento del motor.

Si la válvula EGR acumula demasiada suciedad, tendrás problemas al arrancar y el consumo de combustible de tu automóvil se incrementará. Es probable que notes que el coche va como “a tirones”, que la circulación se vuelve más tosca, con pérdida de potencia. Y si te fijas en el escape, verás que la cantidad de humo es anormal.

La solución, de manera más que probable, pasará por la sustitución del la válvula o por su limpieza. Nadie mejor que el equipo de tu EuroTaller de Confianza para remediar estos problemas. Pero si aún no es demasiado tarde, y quieres evitar tener que pasar por tu taller debido a una avería que puedes ahorrar, toma nota:

Haz que tu coche alcance revoluciones altas unos diez minutos. Conducir por autovía o autopista servirá para que la recirculación de los gases se haga con la presión necesaria que garantiza la eliminación de la suciedad.

¿Más información sobre la Válvula EGR? Aquí

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.