NOTICIA
12-01-2016

Averías en el cardán ¿Cómo puedo detectarlas?

El cardan es uno de los componentes de la transmisión del automóvil que junto a la caja de cambios conforma, precisamente, el árbol de transmisión. La función del cardan es transmitir el esfuerzo de rotación del motor a las ruedas motrices del vehículo, permitiendo el movimiento de suspensión y de giro de las ruedas delanteras.

De este modo, en cada vehículo -en aquellos que no montan juntas homocinéticas- encontramos dos cardanes conectados a las ruedas motrices –excepción hecha de los 4 X 4, que cuentan con cuatro ruedas motrices-. Habitualmente, el cambio del cardán se hace alrededor de los 100.000 kilómetros, pero no está de más que tu taller de confianza revise el estado de los fuelles cada vez que sometas tu coche a un mantenimiento.

Cuando las ruedas motrices están situadas en la parte delantera,  los cardanes sufren el  esfuerzo de la suspensión y dirección, por lo que están sometidos a un mayor desgaste. Cuando las ruedas motrices están en el eje trasero, soportan únicamente los rigores de la suspensión.

Cardán fuelleAvería en el cardan ¿Qué ocurre?

Cuando hay una avería en el cardán, el coche queda inmovilizado debido a que quedará inutilizada la transmisión a las ruedas. Lo peor, no obstante, es que dicha avería en el cardan se produzca en medio de una curva y que no podamos controlar la dirección del vehículo.

Si tu coche tiene tracción delantera, notarás un ruido constante del juego de articulaciones –como de golpes-  en las curvas. Identificarás fácilmente el origen del fallo, solo tienes que prestar atención al lado del que proviene el sonido.

En caso contrario, los fallos en el cardán son patentes al circular recto: percibirás unos golpes más ligeros cuando pisas el acelerador.

Por otra parte, ten en cuenta que hablamos de un componente que ha de estar convenientemente lubricado, por lo que si el fuelle que cubre el cardan se rasga es posible que haya fugas de grasa al exterior y que la articulación se desgaste de forma prematura.

Cuando tu mecánico inspeccione el coche en el elevador, vigilará que la goma no presente fisuras de ningún tipo, grietas o roturas, así como que no haya holguras en el conjunto, procediendo, de lo contrario, a su sustitución.

Te puede interesar: Juntas homocinéticas ¿Qué son?

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.