NOTICIA
25-06-2015

Buenas prácticas para el uso del aire acondicionado que te ayudarán a ahorrar

¿Combates el calor veraniego conectando el aire acondicionado a tope… todo el tiempo que estás en el interior de tu coche? No sólo te lo desaconsejarán los médicos, sino que además tu bolsillo también lo notará. Y es que el uso, o más bien el abuso, del aire acondicionado dispara el consumo de combustible del vehículo. En concreto, puede suponer hasta un litro más de carburante consumido por cada hora de circulación. ¿Cómo evitarlo?

El consejo de toda la vida: más vale prevenir que curar

La clave es intentar evitar que el habitáculo se caliente en exceso o disminuir la temperatura en lo posible antes de sentarnos al volante.

¿Sabías que circular con una temperatura elevada en el interior del coche tiene efectos similares al consumo de alcohol?

Por supuesto la regla número uno es tratar de aparcar a la sombra, pero como bien sabemos los automovilistas esto no es siempre posible.

Una alternativa, también de toda la vida, es el uso de parasoles y cortinillas. Estas soluciones, sencillas y asequibles, evitan que los rayos solares penetren en el interior del habitáculo, convirtiéndolo en una especie de horno o sauna. Otro punto positivo es que, al mantener a la sombra partes metálicas o de plástico, como el volante o la palanca de cambios, éstas no nos quemarán las manos cuando regresemos al coche… lo que es también otro clásico del verano.

Y es que el interior del habitáculo puede alcanzar temperaturas superiores a 50ºC… Por cierto, si eres de los que deja objetos dentro del coche te interesará leer esta lista de 8 cosas que no debes olvidar dentro del coche en verano.

En todo caso, si llegamos a nuestro automóvil y el interior está muy caliente, antes de sentarnos a conducir merece la pena tratar de aligerar el calor aireando el habitáculo, por ejemplo conectando el ventilador (sin encender el aire acondicionado), bajando las ventanillas o abriendo y cerrando varias veces las puertas.

¿No estás dispuesto a renunciar al aire acondicionado? Úsalo con cabeza

¿Los parasoles y soluciones alternativas no son para ti? Aún puedes ahorrar usando el aire acondicionado si tienes en cuenta varios factores:

Evita conectar el aire acondicionado a temperaturas muy bajas. La temperatura ideal es sobre los 23ºC: te mantendrá cómodo con un consumo moderado.

Si pones el aire acondicionado a temperaturas tan bajas como los 16ºC o 17ºC no sólo tendrás que repostar más, sino que, por el modo en que funcionan estos aparatos, puede acabar formándose hielo en el circuito. ¡Cuidado!

Si llevas puesto el aire acondicionado, las ventanillas deben ir siempre cerradas.

Vigila que nada obstruya la salida del chorro de aire y que el flujo se distribuya por todo el habitáculo en vez de dirigirlo al piloto y copiloto. De esta forma la temperatura del habitáculo será más homogénea y agradable, y la temperatura se mantendrá mejor.

Es importante que, antes de la llegada del calor, hayas revisado el sistema de refrigeración del vehículo en tu EuroTaller. ¿Ya está tu coche a punto para el verano? Si no es así, no esperes más: haz revisar en tu EuroTaller los principales puntos de salud de tu automóvil en verano. ¡Además, te invitamos al cine! Consulta la promoción aquí.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.