NOTICIA
09-05-2014

Catalizadores y filtros de partículas FAP, aliados en la lucha contra las emisiones contaminantes del automóvil

Durante la combustión interna de los motores se producen gases (monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno etc.) que desde el nacimiento de la automoción se han liberado a la atmósfera, contaminando el medio ambiente. Afortunadamente, con el transcurso de los años y gracias a avances tecnológicos y diferentes normativas, las emisiones se han ido reduciendo drásticamente. ¿Sabías, por ejemplo, que las emisiones de un coche con motor diésel fabricado en 1992 equivalen a las emisiones de 140 coches diésel fabricados en la actualidad?

Del catalizador...

El primer gran protagonista de esta lucha contra la emisión de gases contaminantes fue el catalizador. Opel, el primer fabricante europeo en equipar sus vehículos a gasolina con catalizador en serie, celebra justamente ahora el 25º aniversario de esta decisión. El catalizador produce modificaciones químicas en los gases de escape de los automóviles antes de liberarlos a la atmósfera, con el fin de reducir la proporción de algunos gases nocivos que se forman en el proceso de combustión.

... al filtro de partículas FAP o DPF

Después, para los vehículos diésel, llegaría el Filtro de partículas, también conocido como FAP o DPF. Este filtro, ubicado en el tubo de escape, se encarga de retener todas las partículas sólidas generadas por los motores diésel. Y una vez que el filtro está lleno de esas partículas, él mismo se encarga de incinerarlas, reduciendo así el nivel de emisiones contaminantes.

Aunque las normativas en las emisiones contaminantes comenzaron en los 70, la obligación de utilizar catalizadores no entró en vigor en la UE hasta 1992 con la norma Euro 1. Alemania se había adelantado promulgando su obligatoriedad en 1984. Las normativas Euro 5 y Euro 6 han restringido por su parte cada vez más las emisiones al medio ambiente, convirtiendo al filtro de partículas o FAP y al catalizador en aliados imprescindibles.

De hecho, en la actualidad las emisiones se han reducido hasta por debajo del 10 por ciento de los niveles anteriores al uso del catalizador y se trabaja en seguir reduciéndolas. ¿El reto? No sólo evitar que los gases producidos en el motor se emitan a la atmósfera, sino ir un paso atrás y conseguir limitar la cantidad de gases que se generan en la combustión.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.