NOTICIA
25-09-2020

Caudalímetro, ¿por qué puede darte un susto su avería?

El motor es el corazón del vehículo y está formado por una gran cantidad de elementos que han de estar en perfecto estado de revista, para que todo funcione a la perfección y no haya sustos inesperados.

El sistema de inyección tiene que conocer cuatro valores básicos: temperatura del motor, la cantidad de aire que respira el motor, la posición del acelerador y las revoluciones del motor.Una vigilancia llevada a cabo por un conjunto de sensores.

Uno de esos es el caudalímetro que está encargado de medir la cantidad de aire que atraviesa el tubo de admisión del motor. Tras medir el caudal y la temperatura de éste, la inyección del motor conoce la cantidad de oxígeno que hay y puede calcular la mezcla de combustible necesaria con bastante precisión.

Un trabajo preciso

La labor del caudalímetro es esencial y también es uno de los sensores que más dolores de cabeza da al conductor. Recuerda que al mínimo problema relacionado con el motor, lo recomendable es acudir al taller de confianza de la Red de EuroTaller.

La unidad de mando recibe señales de multitud de sensores y en multitud de ocasiones, el sistema no es capaz de detectar que se trata del caudalímetro y lo asocia a otra avería.

Además, si el caudalímetro mide mal el aire que pasa por él, el motor empieza a contaminar más, a gastar más combustible y también pueden aparecer averías más caras.

Así es el caudalímetro

El sistema está compuesto por dos elementos integrados: un termómetro y un puente de wheatstone. Son piezas inmóviles y solo se pueden averiar, porque se corte el hilo, se cree una costra de suciedad sobre él, por un defecto de fabricación o por un problema eléctrico.

La única forma de estropear el caudalímetro es, como decimos, contaminarlo, cortar los cables o el conector, así que la mejor forma de mantenerlo es manipulándolo lo menos posible y usando filtros de aire de calidad.

En algunos coches es necesario quitar el caudalímetro para acceder al filtro de aire y por lo que es posible romper uno de los pines al desenchufarlo.

No suele ser necesario realizar limpiezas del caudalímetro, pero a veces puede ser una opción. El propio sensor se autolimpia empleando pirólisis y calentando por encima de su temperatura de trabajo el hilo cada vez que apagamos el motor. Si es necesario una limpieza, acude a tu EuroTaller a través de una cita.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.