NOTICIA
25-12-2020

¿Chirría el coche en la frenada? Así puedes cuidar tu seguridad

¿Has notado un fuerte chirrido al frenar? Presta atención, porque los frenos te están avisando de que algo no va bien. Si notas cualquier anomalía no pongas en peligro tu seguridad y de los que te rodean, pide cita en tu EuroTaller más cercano para revisar el estado de salud de tu vehículo.

Un ruido en los frenos es síntoma de muchos problemas, desde uno simple hasta uno muy importante. Por eso, es necesario ponerse en manos de los mejores profesionales para ver el alcance de esta anomalía.

La avería más frecuente siempre o casi siempre está relacionada con las pastillas de freno que se suelen desgastar con el paso del tiempo. Estas son las encargadas de detener el giro de la rueda. Las causas más comunes son las siguientes:

  • Pastillas gastadas: si su grosor disminuye lo suficiente, algunas partes metálicas podrán rozar contra el disco y generar un ruido muy fuerte.
     
  • Pastillas de mala calidad: si escatimas demasiado en las pastillas de freno que compras, se puede llegar a notar con chirridos u otros ruidos anómalos.
     
  • Pastillas cristalizadas: la cristalización se produce cuando se calientan en exceso las pastillas.
     
  • Desgaste desigual de las pastillas de freno: dentro de los diferentes tipos de frenos que hay, algunos tienden a desgastar más las pastillas del interior.

Pinzas de freno

Otro de los elementos que juegan un papel esencial en el sistema de frenado son las pinzas. Estas tienen piezas móviles que requieren de lubricación y un mantenimiento adecuado.

  • Si los clips que sujetan las pastillas están oxidados y sin lubricación se oirán ruidos extraños.
     
  • Si se rompen los clips que ayudan a que las pastillas se separen cuando no frenamos, se oirá el ruido aunque estemos sin frenar.
     
  • Pernos de deslizamiento sin lubricación: hay que quitarlos y ponerles grasa sintética para que realicen bien su función. También es recomendable revisar los guardapolvos que tienen, para que no pierdan la grasa y que no les entre suciedad o agua.

Discos de freno

Los problemas más habituales son los siguientes:

  • Discos gastados: aunque sean de un metal muy duro, los discos también se acaban desgastando frenada tras frenada.
     
  • Discos rayados o agrietados: si los discos se han rayado por la entrada de suciedad, grava o cualquier cosa lo suficientemente dura para rayarlos, su fricción contra las pastillas generará vibraciones.

En la Red EuroTaller cuidamos de tu coche revisando su estado y cuidando cada detalle de su mantenimiento. Visita tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.