NOTICIA
03-11-2020

Cinco claves para evitar averías en el cambio automático del coche

Está claro que en España, aunque estamos lejísimos de los porcentajes de los Estados Unidos, cada vez más se matriculan coches con cambio de marchas automático. En 2001 no llegaron al 1,5% del total y en 2006 se quedaba rozando el 5%. En los primeros meses de este 2020 ya se acercaban al 30% pero nunca al 97% de los norteamericanos.

La comodidad y la facilidad de uso van, poco a poco, convenciendo a los conductores a la hora de comprar. También la gran calidad de los cambios automáticos actuales que nada tienen que ver con los de hace unas décadas en confort o consumo entre otros factores.

Pero, hay algunas manías de los conductores con este sistema que pueden hacer que vayamos más de lo normal a nuestro EuroTaller de confianza, aunque siempre es importante hacer las revisiones habituales y acudir ante cualquier duda.

Además, hay que tener en cuenta que también necesitan un mantenimiento. Fundamentalmente, estas cajas lo único que piden es cuidar su lubricación. De hecho, por encima de los 200.000 kilómetros conviene cambiar su aceite cada 20.000 o 30.000 kilómetros, y así nos durará una eternidad. Recuerda, que el cambio de aceite ha de hacerse en un centro preparado para ello.

Manías que pueden costar una avería

Para cuidar el cambio automático hay que evitar estos “vicios”.

  1. La posición “P” de parking no es un freno de mano. El coche permanecerá en su sitio pero, haciendo recaer esa misión en la transmisión y no en los frenos. En pendientes y cuestas crea tensión en la caja de cambios y puede provocar una avería y holguras no deseadas. Lo correcto es poner el freno y después la “P”.
  2. No abusar de la posición “N”. Es el punto muerto que no se debe poner nunca bajando una cuesta. Es muy peligroso. Tampoco en detenciones cortas como un paso de cebra o un semáforo. El coche está preparado con el freno y con la palanca en posición “D” para aguantar la tensión que se provoca en esos momentos. También, se evitan desgastes en el selector de marchas. Incluso, en una detención prolongada puede ser más interesante apagar el motor que dejarlo en “N” porque el ralentí, incluso, consumirá más.
  3. Las cajas necesitan mantenimiento. Y es que sabemos de la importancia de sustituir el aceite en el motor, pues también es importante en los sistemas automáticos que están bañados en fluido lubricante. Esto es especialmente importante en las cajas de cambio de convertidor de par y en las de doble embrague.
  4. No cambiar con el coche en marcha. Hay modelos que ni te dejarán, pero podemos tener la tentación de pasar de la “R” a “D” directamente y con el coche en marcha. Hay que saber que provocamos un daño al sistema que en muchos casos no está preparado y si lo hacemos habitualmente la caja no nos dudará mucho.  Lo mismo para poner la “P” hay que esperar siempre a que el coche esté detenido.
  5. Llega la grúa. Si nos hemos quedado parado por cualquier avería hay que tener en cuenta que para remolcarnos o subirnos a la grúa, el coche siempre tiene que estar en “N”. El no hacerlo provocará una avería en el vehículo.

En la Red EuroTaller queremos que disfrutes del viaje por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra tu Taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche para que viajes seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.