NOTICIA
08-04-2014

Circular en reserva no es bueno para tu automóvil. Evita problemas en la bomba de combustible y el motor

Puede que te haya pasado alguna vez. Quizás por un despiste. Pero lo cierto es que no debes acostumbrarte a circular apurando los últimos litros de combustible del depósito de tu coche. Y no solo porque te puedas quedar tirado. Es que cuando circulas en reserva estás comprometiendo el correcto funcionamiento de tu automóvil y jugándote una posible avería.

Puedes dañar la bomba de combustible

Circular en reserva puede permitirte hacer unos kilómetros extra hasta que encuentres una gasolinera, pero cuando el nivel de combustible baja puedes estar comprometiendo el funcionamiento de la bomba de combustible de tu coche. De hecho, en los automóviles con inyección electrónica, la bomba de combustible -también eléctrica- se encuentra sumergida en el depósito. Por ello, el nivel de combustible debe de ser suficiente para garantizar la lubricación y enfriamiento de la bomba. No lo olvides.

Los últimos litros de combustible acumulan impurezas

Además, cuando circulamos haciendo uso de la reserva estamos consumiendo los últimos litros del depósito, donde se acumulan las impurezas. Se trata de partículas que van a parar al fondo del depósito y que cuando apuramos el combustible de la reserva pueden ir a parar al motor.

Para evitarlo, el filtro del combustible recoge buena parte de ellas, aunque sustancias líquidas como las parafinas pueden llegar al sistema de inyección, dificultando la labor de los inyectores o gripando parte de ellos.

No exponerte a una avería semejante es fácil: trata de no circular en reserva y de repostar combustible suficiente para evitarlo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.