NOTICIA
02-09-2013

Cissé, un marfileño en el Tour del Porvenir, compró su primera bici con su trabajo como mecánico en un taller

Se compró su primera bicicleta a los quince años con lo que ahorraba en su trabajo de mecánico en un taller de coches. Ahora abre la sección de ciclismo del prestigioso diario deportivo francés L'Equipe. Es una de las figuras destacadas del Tour del Porvenir.

No es la primera vez que damos cuenta de grandes deportistas que fueron mecánicos de jóvenes, ni tampoco del papel que los talleres de reparación de vehículos juegan en la formación y desarrollo profesional y personal de miles de adolescentes en el Tercer Mundo. En el caso que hoy nos ocupa, el de Issiaka Cissé, se dan las dos circunstancias. Se trata de un joven ciclista de origen marfileño, que está haciendo un excelente papel en el Tour del Porvenir, y cuya historia de superación está ligada a su trabajo como mecánico en un país, Costa de Marfil, marcado por una terrible guerra civil.

Cissé, nacido en 1991, resume su historia en pocas palabras: “Comencé a competir con dieciocho años y gané un par de carreras, me llamaron para la selección. Cuando era pequeño, mi hermano tenía una bici, pero no me la dejaba demasiado. A los 15 años dejé la escuela y me puse a trabajar en un taller de coches. Ahorré y me compré una Peugeot, pero no sabía nada de ciclismo”

Cuando llevaba un año compitiendo en ciclismo estalló la II Guerra Civil de Costa de Marfil en diez años, explica la revista Biciclismo. La consecuencia, Cissé estuvo seis meses sin entrenar y perdió la primera llamada del Centre Mondial du Cyclisme, la frontera se cerró y no podía viajar a Aigle (Suiza). “Estaba más preocupado por si me llevaba alguna bala perdida que por eso”

Llegó por fin a Suiza en 2012. Le preguntaron en el CMC qué tipo de ciclista era. Un par de años antes un aficionado marfileño le explicó los tipos de ciclista. “Rouleur, rodador, contestó, en mi país no hay demasiadas colinas”.

Durante sus primeras carreras conoció los puertos, los primeros en el Tour de Camerún, donde fue 8º. Aprendió a perder el miedo a los roces en el pelotón. Llevaba sólo unos meses de ciclista, ciclista de verdad, y se cruzó a Andy Schleck, Contador y Cancellara entrenando por Francia antes del Tour. “No me atreví a decirles nada”. Pero sólo verlos le marcó. Ahora pelea por llegar a compartir pelotón con ellos. Acabó 39º en el Col de la Madeleine a 7:48 de Rubén Fernández. “Si no eres escalador, no empiezas bien colocado y no tienes buenas piernas, no es mal resultado”, sonreía Issiaka Cissé.

En EuroTaller tienes a tu disposición más de 800 puntos de servicio con profesionales de toda confianza para tener tu coche siempre a punto.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.