NOTICIA
12-03-2019

¿Cómo adaptar la conducción a la oscuridad?

La conducción nocturna es más peligrosa ya que aunque se reduzca el tráfico la visibilidad se reduce y es más fácil sufrir un deslumbramiento por eso conviene tomar ciertas precauciones y adaptarnos a las conducciones de oscuridad.

Conviene reducir la velocidad, de forma que con luz de cruce la velocidad máxima recomendada es de 90km/h. Por otro lado debemos mirar más habitualmente los espejos retrovisores para comprobar mejor la existencia de vehículos a nuestro alrededor. Además tendremos que aumentar la distancia de seguridad para poder reaccionar a tiempo con lo que tendrá que ser mayor de tres segundos con respecto al otro vehículo.

Ante la posibilidad de que aparezca el cansancio o somnolencia conviene haber dorimdo suficiente y aumentar las paradas, tomándose tiempo para recuperarse y hacer un ejercicio suave, comer algún alimento y/o bebida energizante.

Hay una norma que debemos cumplir en la carretera que consiste en utilizar las luces largas mientras podamos, pero cambiar a cortas cuando exista la posibilidad de deslumbrar a otros conductores. Además para no crear ningún peligro no debemos llevar las luces largas cuando seamos adelantados.

En la Red EuroTaller revisamos tu coche para que no tengas ningún problema de visibilidad mientras conduces. Busca tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales cuiden el mantenimiento de tu automóvil.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.