NOTICIA
19-01-2021

¿Cómo afecta el frío a los coches eléctricos?

Ni afecta tanto como se ha escuchado y / o leído en muchas ocasiones, ni son inmunes al frío como afirman otros informes.

Al coche eléctrico le afecta las bajas temperaturas, de eso no hay duda, lo mismo que la batería de un coche normal es el elemento más afectado cuando pasa muchas jornadas expuesto al frío como se ha podido comprobar estos días el que ha intentado arrancar su coche que estaba cubierto de nieve, siempre que no hubiera seguido las recomendaciones y revisiones de nuestro EuroTaller de confianza.

Afecta a la autonomía

Los nuevos modelos eléctricos llevan sus baterías cada vez mejor aisladas pero no son inmunes al frío. Eso sí, el que tenga un vehículo de hace más de 5 añitos seguro que ha sufrido y ha visto cómo su autonomía se ha reducido drásticamente. Incluso en la presentación de algunos modelos los fabricantes han llegado a reconocer que con las bajas temperaturas podría llegar a bajar un 20 por ciento. Si eso lo dicen ellos quiere decir que puede ser un poquito más.

Es verdad que los actuales modelos equipan un sistema de calentamiento previo de la batería que evita que estas se enfríen en exceso. También tenemos que tener en cuenta la temperatura para cargar el coche. La batería debe estar a cierta temperatura para cargarse eficazmente. Para garantizar un aporte energético óptimo, se recomienda cargar el coche tras haberlo conducido, o guardado en un garaje.

La calefacción

Lo que más gasta cuando nos ponemos en marcha con un coche eléctrico a temperaturas bajo 0º, es la calefacción. Ir a 20ºC, que no es un excesivo calor, tiene un coste que, por ejemplo en un modelo moderno con 40 kwh, puede llegar a nada menos que 3 kilovatios por cada hora que circulemos a esa temperatura. Siendo su media en periodos invernales de 1 a 2 kilovatios extra por cada hora calentada. Es decir el mencionado más arriba, 20 por ciento menos de autonomía eléctrica.

Al freno regenerativo

Los coches eléctricos utilizan un sistema de frenado regenerativo, por el que se recupera la energía empleada en desacelerar el automóvil. Esto también significa que al quitar el pie del acelerador se desacelera inmediatamente el vehículo, factor que se ve afectado por el frío. No afecta al rendimiento de los frenos, sino que simplemente podría llegar a suponer que no se obtenga la misma cantidad de energía en el proceso de frenado que en circunstancias normales.

Más gastos

Llevar los limpias funcionando, la luneta térmica encendida o las luces también suman kilovatios de consumo. O mejor dicho, restan también algo de autonomía. Cuanto más pequeña sea nuestra batería mayor será la repercusión de estos consumos.

En la Red EuroTaller te animamos a cuidar del mantenimiento de tu coche. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.