NOTICIA
26-07-2017

Cómo alargar la vida de la bomba de la gasolina de tu coche

La bomba de la gasolina es un elemento esencial para el buen funcionamiento del motor, ya que es la encargada de bombear el combustible que está en el depósito hacia los inyectores, para que después sea pulverizado por éstos y se mezcle con el aire.

Por lo general, las bombas de gasolina son eléctricas y suelen estar instaladas en el interior o junto al depósito de combustible. Normalmente, el voltaje al que funciona la bomba de gasolina de un coche es de 12 V y se acciona a través del relé de la bomba.

A diferencia de las antiguas bombas mecánicas, las eléctricas son capaces de trabajar a una presión de entre 3 y 4,5 bares (las mecánicas no llegaban a alcanzar ni un bar). Además, son más seguras, ya que la Unidad de Control Electrónico (ECU) controla su energía.

Posibles fallos de la bomba de gasolina

Si la bomba de gasolina llegara a averiarse por cualquier motivo, el motor sufriría distintos tipos de avería. ¿Cómo podemos detectar posibles fallos de la bomba?

Un síntoma de que la bomba de gasolina puede estar averiada es la imposibilidad de poner en marcha el coche. Así, si la bomba de gasolina está averiada, no habrá la presión necesaria en el sistema para que entre combustible en los cilindros.

Por el contrario, también se puede dar que el coche arranque en ocasiones y otras no. Esta avería suele ocurrir cuando los contactos eléctricos no son lo bastante buenos y de vez en cuando no llegan a suministrar el voltaje necesario para su funcionamiento. También puede ser debido a que el relé de bomba está empezando a fallar.

Por otro lado, si notamos fallos al ralentí y al acelerar puede deberse a la existencia de suciedad en el pre-filtro de combustible —elemento que va antes de la bomba— por lo que cuando se encuentra en funcionamiento no aspirará el combustible necesario para mantener una presión constante en la rampa de los inyectores y, por tanto, tendremos fallos al ralentí y también en las aceleraciones.

Asimismo, podemos detectar fallos esporádicos del motor. En este caso, esta avería podría deberse a que la bomba está “agarrotada”. De este modo, oiremos un ruido intermitente mientras está funcionando (como si hiciéramos aceleraciones con un motor eléctrico).

Mantenimiento de la bomba de gasolina

Independientemente de la calidad de nuestra bomba de gasolina, su vida útil estará afectada por una serie de factores. El uso de gasolina con partículas extrañas, el óxido o el uso indebido de alcohol o metanol acortarán su duración. Por este motivo, el mantenimiento juega un papel importante: cambiar los filtros de la gasolina cuando proceda evitará que se obstruyan.

Además de esto, y aunque sea el más sencillo de cumplir, es de gran importancia que no circulemos de forma continuada con el coche en la reserva. Como la bomba está alojada en el depósito si éste está vacío no habrá combustible para refrigerarla. Esto podría llevar a un sobrecalentamiento y una posible avería, que derivaría en otros fallos en el sistema de inyección.

En la Red EuroTaller cuidamos el mantenimiento de tu vehículo revisando cada detalle de tu coche. Busca tu taller de confianza más cercano y deja en manos de sus profesionales las operaciones de mantenimiento o reparaciones que necesite.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.