NOTICIA
25-07-2017

Cómo detectar una mala alineación de los neumáticos

Desde EuroTaller te recomendamos que circules siempre con tu coche a punto. Uno de los elementos a los que debes prestar especial atención es a los neumáticos. Además, de revisar su presión al menos una vez al mes y de comprobar que el dibujo supera ampliamente el límite legal de 1,6 mm, por debajo del cual te pueden multar, también debes prestar atención a su desgaste.

De este modo, los neumáticos del mismo eje deben tener un desgaste similar y, además, ninguno de ellos debe presentar ningún desgaste claramente anormal. Si los neumáticos no están bien alineados se produce un desgaste desigual de las cubiertas y se incrementa el consumo de carburante.

Síntomas de una mala alineación

Por este motivo, es importante que sepas cómo detectar un problema en la alineación de los neumáticos. En este sentido, para que el coche circule como debe, los cuatro neumáticos deben estar en consonancia.

- Desgaste excesivo e irregular de los neumáticos. Si alguna de las cubiertas de tu coche está muy gastada por los flancos o detectas vibración en las ruedas delanteras, debes llevar tu coche al taller para que revisen la alineación. Estas suelen señales que alertan de un problema en la geometría de los elementos de la dirección.

- Pones el volante recto, pero el coche se desvía a un lado. Un coche que, circulando tiende a irse a un lado de la vía indica que uno de los neumáticos está colocado más hacia delante o hacia atrás de su eje de lo que debería. Esto, con el paso de los kilómetros, provoca un desgaste excesivo de las gomas y puede ser un peligro para tu seguridad.

- Dirección rígida. Si notas que para girar el volante tienes que hacer más fuerza de la habitual, es posible que tu coche tenga un problema en la alineación de la dirección.

- Aumento del consumo de carburante. Existen múltiples razones por las que, de repente, un coche empieza a consumir más de lo habitual, entre ellas, una alineación incorrecta de los neumáticos. Si las ruedas están desalineadas, obligarán al vehículo a consumir más carburante para obtener el mismo rendimiento.

Desalineación de las ruedas

Un bordillazo, circular sobre pavimento muy irregular, un bache profundo... el desajuste de los neumáticos puede producirse por múltiples motivos, como por ejemplo tras un pequeño golpe al que no damos mayor importancia.

En función del tipo de desalineación de las ruedas, el desgaste se producirá en una zona u otra de la banda de rodadura. Éste puede ser convergente (los neumáticos delanteros orientados hacia dentro se desgastan más en el flanco exterior que en el interior), divergente (el interior de los hombros se desgasta más que el exterior cuando el eje motor señala hacia fuera); o no paralelo (si los ejes no ruedan en paralelo uno respecto al otro, el vehículo se ladea. Como resultado de la contradirección, los neumáticos se desgastan más en un lado).

'Paralelo', en el taller

Para subsanar este problema, deberás acudir a un taller, donde mediante una operación que se conoce como 'paralelo' o 'geometría', el mecánico ajustará los elementos de la dirección y la suspensión para que las ruedas apoyen correctamente y rueden paralelas entre sí y con el eje de la carretera. Con esta operación se evitará que los neumáticos se desgasten de forma irregular, se mejora el comportamiento del vehículo y se ahorra combustible.

¿Tus neumáticos se encuentran en mal estado? En la Red EuroTaller te ayudamos a cuidar de todos los componentes de tu vehículo. Busca tu taller de confianza más cercano dentro de la Red EuroTaller y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.
 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.