NOTICIA
12-11-2020

¿Cómo evitar una avería en la correa de distribución del coche?

Estamos ante otra de las averías temidas para los conductores. En los coches llevamos varías correas que, si se rompen, pueden causar un problema pero, sin duda, la de distribución es la más grave y que siempre vigilarán en nuestro EuroTaller de confianza para sustituirla cuando sea necesario y así evitar cualquier avería.

La correa de distribución se desgasta por el propio uso y por eso hay que vigilarla y cambiarla según los kilómetros que marque el manual de mantenimiento del coche.

Es una cinta dentada fabricada en material flexible, que conecta el árbol de levas de la parte superior del motor con el cigüeñal y que se encuentra en la parte inferior. Al girar el motor en marcha, esta se encarga de sincronizar el ritmo de funcionamiento.

Su función es primordial para la sincronización del funcionamiento del motor, controlando las fases de admisión de combustible, el escape de los gases, la refrigeración y la bomba de gasóleo en los motores diésel.

Así que la clave es seguir las recomendaciones, porque si por desgaste, tensión o rotura falla la correa de distribución, pueden dañarse los árboles de levas, y los pistones pueden llegar a golpear y dañar las válvulas provocando una avería, que, incluso, deje el motor inservible.

Cada cuánto se cambian

Dependiendo del modelo hay unas ligeras variaciones. Oscilan generalmente entre los 80.000 y los 160.000 kilómetros. Por ello, es muy importante cumplir con las revisiones indicadas y que nos recordarán en nuestro EuroTaller habitual.

Algo influyen, también, las condiciones de uso, porque podrían provocar que haya que adelantar su sustitución, fundamentalmente si sólo hacemos recorridos urbanos con nuestro coche.

Ojo que no todos los coches llevan correa de distribución. Hay modelos que, en su lugar, llevan una cadena metálica. En este caso, si la mantenemos con una buena tensión mediante esas revisiones en EuroTaller lo más probable es que no tengamos ningún problema durante toda su vida útil.

Atención, hay más correas...

Por ejemplo, la que se encarga de mover las aspas del ventilador del radiador, que entra a funcionar para refrigerar el motor cuando sube la temperatura demasiado y el aire que entra por la parrilla o el propio líquido no son suficientes.

La otra correa es la auxiliar o de accesorios. Como la de distribución va conectada al cigüeñal y da movimiento a varios sistemas necesarios. De ella dependen la dirección asistida, la bomba de agua o el alternador, que produce la electricidad necesaria para el encendido, la iluminación o el aire acondicionado.

En el caso de las correas auxiliar y del ventilador, su verificación es más sencilla, ya que se encuentran a la vista. Cualquier ruido estridente es síntoma de que se han aflojado y necesitan un ajuste. Y si presentan grietas o aspecto de desgaste deberán ser sustituidas por otras nuevas.

En la Red EuroTaller cuidamos el mantenimiento de tu coche para que su conducción sea tan confortable como el primer día y siempre segura. Busca tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.