NOTICIA
18-11-2020

¿Cómo funciona el control de estabilidad?

Es muy raro conducir un coche que no tenga control de estabilidad y nos hemos olvidado de lo importante que es para la seguridad de todos nosotros, peatones, conductores y ocupantes del vehículo.

En los cursos de conducción dónde te enseñan a reaccionar frente a determinadas situaciones, haces ejercicios desconectándolo y es sorprendente comprobar cómo en un minúsculo charco en una rotonda el coche patina si no tiene las ruedas en perfecto estado, por ejemplo.

Además, este 2020 el ESP (aunque también tiene otras denominaciones) cumple 25 años, un cuarto de siglo desde que Mercedes y Bosch lo implantaran por primera vez en el coche más grande de la marca, el Clase S.

El siguiente hito llegó el 1 de noviembre de 2014 cuando se estableció la obligatoriedad de incorporar de serie este sistema en todos los vehículos nuevos comercializados en la Unión Europea. Numerosos estudios han concluido que es capaz de reducir la mortalidad en carretera en un 20 % evitando las salidas de vía.

¿Cómo funciona?

Este sistema actúa cuando se alcanza un límite de adherencia crítico. Ayuda al conductor a controlar el vehículo frenando las ruedas de manera individual y ajustando la potencia del motor. Comprueba que el movimiento del volante se corresponde con la dirección real en la que se está moviendo el vehículo. Para ello utiliza diferentes sensores que miden el ángulo de dirección, la velocidad de giro de las ruedas y el ángulo de giro y aceleración transversal.

Si se produce un sobreviraje o un subviraje, por ejemplo, al derrapar circulando en superficies resbaladizas o al realizar una maniobra evasiva, intervine en fracciones de segundo para actuar en los frenos del vehículo de manera selectiva en cada rueda y regular la entrega del par del motor para estabilizarlo. De esta manera se reduce el deslizamiento y se recupera la trayectoria.

¿Se puede averiar?

Cuando el Control de Estabilidad detecta alguna anomalía deja de funcionar y veremos una luz en el cuadro de instrumentos.

Si permanece encendida tenemos que intentar volver a encenderlo. Si sigue así avanzaremos un poco y se repetirá la operación de quitar el contacto y arrancar de nuevo por si algún sensor había fallado. Puede que se haya cubierto de barro o de tierra si hemos circulado por el campo o un terreno similar.

Importante también es pisar el pedal de freno y girar el volante, ya que puede haberse tratado de un fallo momentáneo en el sensor del pedal de freno o en el captador del ángulo de giro de volante.

Si continua encendida es mejor acudir a nuestro EuroTaller de confianza y que revisen es sistema. También la batería porque pueda ser que el error provenga de ahí o incluso del alternador.

En cualquier caso hay que saber que se puede circular con el ESP desconectado, pero tenemos que saber que no tendremos esa imprescindible ayuda que nos otorga.

Para un buen mantenimiento de tu coche, busca tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidan de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.