NOTICIA
09-10-2020

¿Cómo funciona el control de presión de los neumáticos? ¿Por qué es importante?

Llevar la presión adecuada en los neumáticos y, no solo eso, sino comprobarla regularmente es un elemento clave para nuestra seguridad y para la de todos los que circulan cerca de nosotros. Por eso desde el 1 de enero de 2014 todos los vehículos nuevos deben incorporar dos elementos de seguridad: el control de estabilidad y el TPMS. Este último son las siglas en inglés del Sistema de Monitorización de la Presión de los Neumáticos (Tyre Pressure Monitoring System).

Así que cuando una de las ruedas haya perdido presión nos saltará un aviso en el cuadro para indicarnos cuál de ellas es y también, ya en prácticamente todos los modelos nuevos, la cantidad de presión a la que se encuentra en ese momento por lo que podremos conocer si es mucho o poco el aire que sale de ese neumático.

¿Cómo funciona?

Lo primero que hay que decir es que existen dos tipos en cuanto al método de medición que utilizan.

  • De medición indirecta o pasiva: una rueda con poca presión tiene menos diámetro que una con la presión correcta, de modo que necesita dar más vueltas para recorrer la misma distancia. A través de los sensores del ABS, el sistema TPMS puede saber qué rueda da más vueltas de lo normal y 'presupone' que ésta tiene una pérdida de presión.

  • De medición directa o activa: el dispositivo monta un sensor de presión en cada neumático. Los hay de varios tipos, normalmente adosados a la propia válvula, pero pueden ir incluso pegados a la goma del neumático por el interior de la banda de rodadura. Tienen una pequeña batería incorporada para su funcionamiento. Cada sensor mide la presión y la temperatura de cada rueda y emite la información a la unidad de control.

Si nos ha saltado el aviso, lo más recomendable es parar y comprobar la presión. Si persiste lo más conveniente es llevarlo a revisión a nuestro taller, lo mismo ocurre si la luz se queda intermitente, entonces puede indicar un fallo de funcionamiento del propio sistema.

También es conveniente una revisión cuando se sustituyen los neumáticos. La batería que lleva el sensor en el sistema directo o activo tiene una duración de 10 años normalmente por lo que, pasado ese tiempo, habrá que reemplazarla.

En la Red EuroTaller cuidamos cada detalle del buen mantenimiento del vehículo porque queremos que viajes seguro y confortable. Visita tu taller de confianza más cercano y deja que nuestros profesionales pongan a punto tu automóvil

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.