NOTICIA
26-07-2018

¿Cómo funcionan las zonas de frenada de emergencia?

Para facilitar la frenada de emergencia en zonas complicadas por su desnivel se facilitan unas zonas habilitadas para que el vehículo con problemas se desvíe y sea más fácil la detención del vehículo.

Frenada de emergencia

Las zonas de frenada de emergencia tienen unos 100 metros de longitud y entre 4 y 5 metros de ancho en España. Cuentan con una pared de hormigón lateral que ayuda a contener el vehículo y lo encarrila hacia la grava.

El lecho de grava tiene alrededor de medio metro de profundidad en su parte más honda, hacia el final. De ese modo la inercia del vehículo se disipa progresivamente conforme se va hundiendo, suavizando así la deceleración. Por si acaso al final de la cuna hay un montículo de arena a modo de última barrera.

Esta pista ideada para frenar debe estar separada de la carretera, en línea recta, y la profundidad del foso, según señala la DGT, debe aumentar progresivamente para conseguir una transición de deceleración sin brusquedades.

Estas vías están preparadas para que puedan frenar hasta camiones, con lo que si vemos que tenemos un fallo en el sistema de frenos no debemos dudar en dirigirnos hacia estas zonas. Para que nunca te falle nada en tu coche los profesionales de la Red EuroTaller cuidan cada detalle del mantenimiento de tu coche. Busca tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.