NOTICIA
25-07-2014

Cómo sobrevivir al calor veraniego... mientras conduces

Gracias a climatizadores y aires acondicionados la mayoría de conductores no sufre el rigor del verano como antaño. Pero nunca está de más conocer ciertos pequeños trucos que nos harán más llevadera y segura la conducción pese a las altas temperaturas estivales.

 

No abuses del aire acondicionado. Una cosa es tratar de tener un ambiente fresquito y agradable en el interior del habitáculo y otra pasar del abrasador calor de la calle a una auténtica nevera. Lo ideal es una temperatura en torno a los 23ºC. ¿Razones para no poner el aire acondicionado a 16ºC? Tu coche consumirá más y tienes altas probabilidades de pillar un “bonito” catarro veraniego si lo haces.

 

Conduce cómodo... pero no tanto. Las chanclas son para la playa y la piscina, no para los pedales del coche, ya que pueden provocar situaciones peligrosas. Mejor usar un calzado ergonómico para poder pisar los pedales con fuerza, comodidad... ¡y seguridad!

 

Procura no coger el coche en las horas centrales del día. Cuando el sol está en lo alto, a partir del mediodía y hasta las cinco o las seis de la tarde, dependiendo de dónde estés, no sólo calienta más (y hace más calor), sino que además también es más agresivo y molesto, por ejemplo, con los ojos. Las horas de la sobremesa son particularmente desaconsejables, sobre todo por la “modorra” que nos suele entrar tras el almuerzo y que el calor incrementa. Los desplazamientos, mejor por la mañana tempranito.

 

No dejes el coche al sol. Olvida la pereza y dedica tiempo a buscar un sitio a la sombra. ¡El interior de un coche expuesto al sol en verano puede alcanzar temperaturas cercanas a los 60ºC! Eso sí, ten en cuenta que el sol se mueve y que si vas a tardar en coger el coche puede que cuando vuelvas esté al sol y no a la sombra. Además, es una buena idea proteger el interior con parasoles, al menos en la luna delantera: así evitarás quemarte las manos al tocar el volante o la palanca de cambios.

 

Cuidado con dejar encerrados a niños, personas mayores, enfermos o mascotas en el interior del coche: nunca es una buena idea. Y es muy peligroso, especialmente en verano debido a las altas temperaturas que puede alcanzar el interior del coche. Aunque pienses que sólo va a ser un minuto, que vuelves enseguida... nunca se sabe. Y, en este caso, las consecuencias pueden ser fatales.

 

¿Sabes quién más pasa calor en verano? ¡Tu coche! Así es, tu coche también sufre el calor veraniego. Así que revisa los niveles de líquido refrigerante, sobre todo si vas a salir de viaje. ¿Lo mejor? Revisa tu automóvil en tu EuroTaller antes de iniciar la marcha y evita sobresaltos en carretera. Tienes más de 800 EuroTaller para elegir. ¡Te esperamos!

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.