NOTICIA
10-02-2021

Cómo usar la posición P en un coche automático para no dañar la caja de cambios

El conducir un coche automático tiene muchas ventajas sin duda, por eso cada vez se matriculan más en España, a pesar de las raquíticas cifras de ventas de enero. La facilidad de conducción no implica que no necesite cuidados ni un buen mantenimiento como el que nos ofrecen en nuestro EuroTaller de confianza.

Uno de los errores más comunes que tenemos muchos a la hora de llevar un coche con cambio automático es pensar que la posición P es similar al freno de mano. La respuesta es no. La P es para aparcar.

De hecho, su uso excesivo puede provocar averías, para hacerlo de manera correcta hay que detener el coche con el freno de servicio, después se pone el freno de mano manual o automático, y posteriormente colocamos la palanca en la posición P.

Lo que hace es colocar la caja de cambios en una posición de bloqueo para impedir que el coche se mueva en caso de que, al estar aparcado en una pendiente, el freno de estacionamiento pueda fallar, evitando que el coche se mueva de su posición.

Eso quiere decir que el freno de mano y la posición P no hacen lo mismo sino que son complementarias. Si lo dejamos en una pendiente sin la retención de estacionamiento habrá un ligero, o no tan ligero, movimiento y un ruido lo que indicará que se utiliza la transmisión como freno de mano. Al utilizar el bloqueo de la caja de cambios estamos obligando a que sean estas dos piezas las que soporten todo el peso del coche.

Averías que podemos provocar

Por poca que sea la pendiente, siempre habrá una fuerza que empuje los dientes del eje de la transmisión sobre la pieza que bloquea el giro. Si la pendiente es considerable, al arrancar el vehículo y pasar de la posición P a cualquiera de las otras posiciones habrá que ejercer más fuerza de la cuenta sobre la palanca como consecuencia del peso que está recayendo sobre el bloqueo.

Por un lado, el bloqueo de la transmisión y las piezas que lo conforman se deterioran de manera prematura. Por otra parte, la propia palanca de la caja de cambios y sus reenvíos también sufren bajo unas fuerzas para las que no están pensados.

Cuidado, ya que para volver a arrancar también hay que tener una precaución. Si soltamos el freno de mano antes que la P, el peso del coche se apoyará sobre el cerrojo y volveremos a forzar el mecanismo. Lo correcto es pisar el pedal del freno, poner el selector del cambio en la marcha que queramos y soltar el freno de estacionamiento antes de iniciar la marcha.

En la Red EuroTaller queremos que viajes seguro y confortable por eso cuidamos cada detalle del mantenimiento de tu coche. Encuentra el taller de la Red EuroTaller más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.