NOTICIA
20-06-2013

Condenan a la ITV de Lugo por averiar un coche sometiéndolo a ''bruscos acelerones''

La Justicia ha condenado a la ITV de Lugo a pagar la reparación del coche de uno de sus usuarios, que no salió especialmente bien parado de la revisión. Concretamente, el coche dejó de funcionar de forma repentina durante la prueba de opacidad mientras se le sometía a “bruscos acelerones”.

 

Los hechos sucedieron el 10 de julio de 2012, cuando el propietario del coche se trasladó a las instalaciones del polígono de O Ceao para someterlo a la revisión obligatoria. En un momento dado, el turismo paró y ya no volvió a encender, por lo que tuvo que ser trasladado por una grúa hasta un taller mecánico, publica El Progreso. Lo cierto es que pese a que desde la ITV sostuvieron que la avería existía con anterioridad, y que fue en el momento de la prueba cuando se manifestó, un juzgado de primera instancia de Lugo ha condenado a la empresa a que abone al cliente los 2.735 euros que le supuso la reparación de la avería.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.