NOTICIA
15-08-2013

Conducir con chanclas y ropa de baño, una costumbre no muy acertada

¿Crees que vistes correctamente cuando conduces? La práctica totalidad de los conductores españoles así lo considera. Según un reciente estudio de la Fundación CEA, casi el 96% de las personas encuestadas creen que utilizan la vestimenta adecuada en la conducción. Sin embargo, uno de cada cuatro circulan en verano con ropa de baño, algo que no es muy recomendable.

Según los datos recabados por la Fundación CEA entre 1.025 personas, el 26,73% conduce con ropa de baño en verano. Este tipo de vestimenta no es recomendable porque en caso de un accidente el daño causado será mayor. La Fundación Comisariado Europeo del Automóvil ha preguntado también en relación al calzado que utilizan los automovilistas durante la conducción. En este caso, el 86,83% considera que siempre va con el calzado correcto. Sólo el 5,17% de los consultados aseguran conducir habitualmente con chanclas. De igual forma, el 5,27% de los automovilistas responden que conducen descalzos. Estos resultados denotan que cuando el automovilista se enfrenta a la cuestión sobre qué calzado es aconsejable para realizar esta actividad, la gran mayoría saben que conducir descalzo o con chanclas es peligroso. Conducir un vehículo descalzo conlleva perder superficie de apoyo y sensibilidad con los pedales; de igual manera, hacerlo con chanclas te priva de la máxima libertad de movimiento y se puede tener un accidente por no poder actuar de manera correcta ante un imprevisto.

Lo que parece claro es que los consultados conocen mejor el calzado adecuado que la ropa útil en la conducción. Según la Fundación CEA, “esto ocurre porque las distintas administraciones realizan campañas informativas de cara al verano, donde lanzan una serie de consejos, pero casi siempre se centran en el calzado obviando el resto de vestimenta”. Por eso, considera “muy importante hacer campañas de información para advertir de los inconvenientes de no utilizar la indumentaria recomendada para conducir: desde el uso de gorra o gafa de sol hasta la utilización de una zapatilla ergonómica y cómoda. Sin duda, se le da mucha más importancia al uso de los pedales que a la libertad de los brazos para maniobrar en caso de una situación de riesgo imprevista”, concluye.

Diferentes hábitos según la zona del país

Los resultados varían según la zona del país, pues los conductores tienen unos hábitos distintos a la hora de seleccionar la ropa y el calzado adecuado. En la zona norte de España, un 28% de los encuestados confiesan que conducen ocasionalmente con ropa de baño, mientras que un 56% de conductores lo hacen en el sur. En la región del Mediterráneo y Levante, el 30% de los preguntados han conducido con esta ropa en verano. Incluso un 26% de los automovilistas de la región central también usan la ropa de baño para conducir en verano.

De igual manera sucede con el calzado: en el norte un 7% de los consultados han respondido que han conducido con chanclas o descalzo, mientras que en el sur esta cifra aumenta hasta el 13%.

¿Qué dice el Reglamento General de Circulación?

El Reglamento General de Circulación (RGC) no contempla ninguna prohibición o restricción sobre la vestimenta que los conductores deben llevar en el vehículo, es decir, no explicita nada al respecto. Sin embargo, el artículo 18 de la Ley de Seguridad Vial dice que “el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimiento, el campo necesario de visión […]”.

En base a dicho artículo, parece que un agente de la autoridad podría denunciar al automovilista porque considere que conducir con chanclas o descalzo limita la libertad de movimiento para accionar los pedales. De igual manera, la utilización de ropa de baño podría valernos una sanción si entiende que dichas prendas no permiten adoptar la posición correcta al volante por las molestias que cause el cinturón de seguridad o el contacto con los asientos. Además, circular sin camiseta o en bikini puede ser peligroso ya que el cinturón de seguridad, que es de uso obligatorio, puede ocasionar quemaduras, rozaduras y lastimar la piel.

“Por tanto, y pese a la poca regulación que hay sobre la vestimenta en el RGC, son los agentes de la autoridad encargados del control del tráfico quienes tienen la última palabra para sancionar dichos hábitos, razonándolos en base a dicho artículo. Pero lo más importante, más allá de la multa, es la seguridad vial de los conductores o motoristas en caso de accidente. La ropa tiene un rol de protección tanto si es una caída e impacto con el asfalto, como si es un choque donde se acciona el airbag que, en caso de no llevar estas prendas, puede ocasionar unas quemaduras considerables”, aseguran desde la Fundación CEA.

Consejos para vestir, y conducir, en verano

  • Usar ropa cómoda y holgada.

  • Utilizar un calzado ergonómico para poder pisar los pedales con fuerza y precisión. Debe ser flexible, firme, sujeción, comodidad y transpirabilidad.

  • Llevar gafas de sol para evitar molestias y deslumbramientos.

  • No conducir con chanclas, descalzo, con ropa de baño o semidesnudo.

  • Evitar viajar en las horas centrales del día para evitar el calor más fuerte.

  • Activar el aire acondicionado o el climatizador para intentar mantener una temperatura constante entre 19º y 23ºC. En caso de no tener aire acondicionado, abrir las ventanillas.

  • Descansar cada hora y media o dos horas a la sombra.

  • Hidratarse con bebidas refrescantes y sin alcohol.

 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.