NOTICIA
27-01-2016

¿Conoces los riesgos de conducir durante la noche? Combátelos con un buen mantenimiento del vehículo

De noche, todos los gatos son pardos. Así expresa la sabiduría popular el hecho de que nuestra visión por la noche no es igual que durante el día, sino que se enfrenta a determinadas limitaciones… y, por tanto, el riesgo de sufrir un accidente es mayor en las horas nocturnas. Horas que, además, son protagonistas en la época en la que nos encontramos, el invierno, cuando a media tarde la luz del sol nos abandona.

Nuestras limitaciones: tenlas en cuenta

Lo primero que debemos tener muy presente es que la percepción, nuestra forma de ver el entorno a través de nuestros ojos varía durante la noche.

¿Qué significa esto? Pues ni más ni menos que

  • Perdemos agudeza visual
  • El campo de visión es menor
  • Si tenemos problemas de visión (miopía, astigmatismo) éstos se suelen acusar más durante la noche

Tampoco debemos desdeñar el hecho de que por la noche nos sentimos somnolientos y el cansancio hace acto de presencia más rápido que durante el día…

Peligros nocturnos, propios y ajenos

Las limitaciones visuales típicas en las personas ya son un hándicap a la hora de ponerse al volante. Por ejemplo, durante la noche el riesgo de atropello tanto a personas como a animales es bastante mayor. Pero no queda ahí la cosa: es posible que no apreciemos la presencia de objetos u obstáculos contra los que también podríamos chocar.

Luego están los peligrosos deslumbramientos, que podemos sufrir, o provocar, o ambas cosas a la vez. La clave aquí es utilizar el alumbrado del vehículo correctamente.

Otro importante riesgo viene de la mano de los túneles iluminados, debido al contraste que se produce al entrar y salir de ellos ya que cambia la cantidad de luz de manera bastante brusca.

Buenas prácticas de conducción durante la noche

  • Aumenta la distancia de seguridad para tener tiempo de reacción: recuerda que tu campo de visión será el campo de alcance que te proporcionen las luces del coche.
  • Modera la velocidad para adaptarte a las condiciones lumínicas de la noche.
  • Utiliza las luces cortas siempre ante la presencia de otros usuarios o vehículos en la vía para evitar provocar deslumbramientos.
  • No lleves luces encendidas dentro del vehículo: perjudica tu capacidad visual respecto a la carretera.
  • Si notas síntomas de cansancio, somnolencia o molestias oculares (picor en los ojos, lagrimeo etc.) sé responsable y para a descansar.

Buenas prácticas de mantenimiento del coche para conducir más seguro por la noche

  • Asegúrate de que las luces del coche están correctamente regladas, de forma que se optimiza el campo visual gracias a una proyección correcta sobre la carretera, pero sin provocar molestias o deslumbramientos al resto de conductores.
  • Tener las luces, cristales y espejos del coche limpios contribuye a una mejor visión y a evitar reflejos.
  • ¡No te olvides de las escobillas limpiaparabrisas y del depósito de líquido! Durante la noche es muy importante llevar la luna limpia, pero además estos dispositivos te ayudarán a mantenerla limpia frente a los imprevistos en carretera (salpicaduras de otros coches etc.)

Sigue estos consejos para revisar el sistema de iluminación y señalización de tu automóvil o pásate por tu EuroTaller de confianza si tienes alguna duda o problema.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.