NOTICIA
24-02-2015

Consejos para conducir con rachas de viento lateral

Manejar el volante cuando hay fuertes rachas de viento lateral es una de las situaciones más peligrosas a las que nos podemos enfrentar en carretera. Y es que el viento lateral compromete, entre otras cosas, la dirección que queremos seguir y puede incluso desviarnos fuera del carril correcto de circulación. Pero muchos conductores ni siquiera lo identifican como una situación de riesgo.

¿Qué notamos según el viento que sople?

Si nos enfrentamos a viento frontal, notaremos que nos cuenta un poco mantener la velocidad y esto es debido a la resistencia que ofrece el aire.

Si el viento sopla desde atrás, parece que nos está empujando y que el coche va “solo”. Pero ¡cuidado! No nos emocionemos demasiado.

El viento lateral es sin duda el más peligroso por las razones que hemos comentado: puede provocar bandazos de manera inesperada, desestabilizando o desplazando el vehículo.

Recuerda que este tipo de viento puede estar señalizado con una señal de tráfico específica y que nos advierte de la presencia de rachas de viento frecuentes en la zona.

Conduciendo con viento lateral fuerte: 4 consejos

1.Reduce la velocidad.

Como en casi todas las situaciones menos favorables para la conducción, lo primero es evaluar si el viento es fuerte (y lo notaremos en seguida por “golpes” o “bandazos”) y si lo es contener la velocidad. De esta forma aumentaros nuestro control sobre el vehículo y mejoraremos la adherencia a la carretera.

2.Coge el volante con fuerza. ¡Y con las dos manos!

Si hay viento racheado necesitas concentrar tu atención en la carretera y controlar el volante con firmeza. Así minimizarás los desvíos o desestabilizaciones que provoque el viento en el vehículo.

3.Atención al efecto pantalla.

El efecto pantalla surge cuando circulamos adelantando por ejemplo a un vehículo grande o pasamos junto a una valla o un edificio grande que hace que el viento que nos azota cese de repente. ¿Cuál es el peligro en este caso? Como llevaremos el volante girado de una manera concreta para contrarrestar la fuerza del viento puede ocurrir, si no reaccionamos rápido, que nos acerquemos demasiado a ese otro vehículo o valla. Es muy importante tener este detalle en cuenta y ser rápido a la hora de redirigir la dirección de nuestro vehículo según las necesidades del momento. Ten mucha precaución también en el caso de los túneles, por la misma razón.

4.Tu coche, siempre a punto.

El sistema de dirección y suspensión, así como los neumáticos y frenos, deben estar, como siempre, en perfectas condiciones. ¿Cuánto hace que no revisas los de tu coche? Si hace demasiado, no te preocupes: pide cita en tu EuroTaller de confianza. Tienes más de 800 centros a tu disposición.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.