NOTICIA
24-11-2020

Consejos para cuidar el turbo de tu coche

De un elemento que se anunciaba como gran novedad hace alguna década a algo que se lleva en muchos modelos de todas las marcas. Así se puede resumir la historia del turbo, que ha pasado de las grandes cilindradas a llevarlo en casi cualquiera para aprovechar el potencial que ofrece.

Permiten que un motor de menor cilindrada tenga un nivel de potencia elevado.
Combina eficiencia con prestaciones mejoradas, especialmente notables a nivel de par motor. Pero, exige cuidados específicos que nos contarán con la mayor precisión en nuestro EuroTaller de confianza.

El llamado “downsizing” o las normativas de emisiones han impuesto estos cambios, que finalmente redundan en un aire más limpio para respirar y también menos consumo lo que, en este caso, beneficia a nuestra economía.

Recomendaciones

No hay que olvidar que una avería en el turbo puede suponer una reparación costosa, así que no cuesta nada mantenerlo en plena forma con una serie de sencillos consejos.

  • En el momento de arrancar: siempre es recomendable esperar a que el motor coja algo de temperatura y que el turbo se lubrique bien. No es necesario esperar 10 minutos, es suficiente que lo pongamos en marcha mientras nos ajustamos el cinturón, ponemos la radio o dejamos el móvil lejos de nuestro alcance para evitar tentaciones. Un minuto o poco más puede ser suficiente. Así, también, conseguiremos que no se provoquen daños por rozamiento en zonas como el eje de la turbina. Nunca hay que pegar acelerones fuertes.
     
  • Al llegar: hay que dejar reposar el motor al ralentí durante unos segundos antes de apagarlo, especialmente si la conducción ha sido algo agresiva o con acelerones. Así, bajará de revoluciones la turbina y podrá enfriarse y lubricarse correctamente. Y es que si se apaga el motor se corta el paso del aceite pero la turbina puede seguir girando y eso puede provocar rozamientos que llevarán a un desgaste prematuro. Además, si se hace de golpe se puede quemar demasiado el aceite del interior del motor por la alta temperatura de la turbina y no tener esa lubricación.
     
  • Usar un buen aceite. Aunque este punto no es un problema para quien lleve su coche a EuroTaller, es conveniente recordar que emplear aceite de mala calidad o que lleve mucho tiempo puede ser perjudicial para el turbo. Comprobar el nivel de aceite en intervalos regulares también es recomendable.

Los profesionales de la Red EuroTaller cuidan cada detalle del mantenimiento de tu coche. ¿Cuánto hace que no lo revisas? Si hace demasiado, no te preocupes: pide cita en tu EuroTaller de confianza. Tienes más de 800 centros a tu disposición

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.