NOTICIA
04-09-2015

Consejos para que el síndrome postvacacional no te afecte al volante

El verano toca a su fin, las vacaciones se acaban y volvemos a la rutina. Si es tu caso, y te incorporas al trabajo estos días, presta atención a los consejos de la plataforma AutoScout 24 para sobrellevar el conocido síndrome postvacacional y que no te afecte al volante. Volver a la vida activa y a todas las obligaciones que conlleva, puede provocar cansancio generalizado, falta de sueño, apetito o concentración, dolores musculares o fatiga. Síntomas claros del síndrome postvacacional.

Uno de los síntomas de este síndrome es la falta de sueño por las noches. Es la consecuencia directa del cambio de horarios del verano. Si no descansas las horas necesarias, aparece la fatiga y eso puede hacer que por las mañanas estés muy cansado.

Si vas a conducir, el cansancio y la fatiga pueden, sin duda, afectarte mucho; por eso te recomendamos tomar una ducha antes de salir de casa. Seguro que conducirás mucho más despejado. Una vez dentro del coche, nos aconsejan escuchar música: conducir con "banda sonora" crea un entorno de energía positiva, eso sí, a un volumen adecuado. Y te ayudará a llegar al trabajo con más energía.

Otros de los síntomas asociados con el síndrome postvacacional son los dolores musculares. Siempre es importante mantener una buena postura al volante, pero tras las vacaciones es todavía más necesario. Para conseguir una postura cómoda en el coche, es necesario ajustar el asiento de tal manera que los pies reposen sobre los pedales. Los brazos deben reposar sobre el volante, de manera que la espalda se mantenga apoyada en el asiento. La postura correcta consiste en poder mantener las piernas estiradas y el abdomen hacia dentro, sin necesidad de levantar los hombros.

Los mareos pueden aparecer también al acabar las vacaciones, la causa es la suma de dolores de cabeza y musculares asociados al cansancio. Sé responsable y conduce de manera adecuada. Intenta evitar las velocidades elevadas, con el movimiento la sensación de mareo se intensifica.

Es aconsejable que el coche esté a la temperatura adecuada, la sensación de calor puede provocar malestar. Para evitar los mareos, también es aconsejable comer de manera frugal antes de coger el coche.

La irritabilidad y el estrés son también síntomas del síndrome que nos ocupa. Por eso, antes de sentarte al volante, intenta relajarte. ¡Los atascos son inevitables! Lo que sí puedes evitar es la cafeína en todas sus versiones. Por eso deja el café y toma té o infusiones, ayudarán a que estés más tranquilo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.