NOTICIA
11-04-2016

¿Crees que sabes todo sobre las escobillas de tu coche? Te contamos todos los detalles

Empecemos por el principio. No todas las escobillas son iguales. Podemos distinguir dos tipos:

Planas (totalmente de goma)

Tienen una gran eficacia en el barrido y una reducida fricción en el parabrisas. No tienen partes metálicas y al no necesitar pintura se evita la oxidación. Su diseño es aerodinámico, con una presión uniforme en el parabrisas. Duran más que otros modelos y pueden soportar distintas condiciones climatológicas.

Convencionales (metálicas)

Tienen doble capa de pintura anticorrosiva y una estructura metálica robusta. Son, por tanto, resistentes y aseguran una larga duración. Sus garras rectangulares aseguran una limpieza eficaz y mayor estabilidad. La estructura está formada por gomas de dos materiales distintos. Su combinación asegura una limpieza más suave y rápida.

¿Cuándo deben cambiarse?

Hay varios signos que aconsejan un cambio de las escobillas. Si después de efectuar la limpieza aparecen una o varias rayas en el campo visual central es recomendable su sustitución por otras nuevas.

Si aparecen superficies de agua que perduran en todas las zonas, velos o marcas de vibraciones su cambio es imprescindible y debe efectuarse con urgencia.

¿Cuál es el mantenimiento correcto de las escobillas?

La iniciativa “Elige calidad, elige confianza” nos ofrece algunos consejos para un correcto mantenimiento de las escobillas. De ese modo aseguramos que su vida útil sea más larga.

Imagen portada noticia
En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.