NOTICIA
03-06-2015

¿Cuál es el estado de los neumáticos de tu coche? ¿Sabes qué puede pasar si no los llevas a punto?

Los neumáticos son el único punto de contacto físico entre nuestro vehículo y el asfalto de la carretera. Esta circunstancia hace que sean cruciales en nuestra seguridad vial. Además son un elemento de mantenimiento fácil:

  • Hay que revisar una vez al mes los neumáticos para verificar que no hay desgastes irregulares o daños y que la presión es correcta
  • Cuando el dibujo de la banda de rodadura tenga una profundidad inferior a 3 milímetros (aunque el mínimo legal es de 1,3mm, la recomendación es no esperar tanto) o los neumáticos tengan más de cinco años conviene sustituirlos por unos nuevos

Sin embargo, la crisis ha causado estragos en el parque de automóviles de nuestro país y de hecho deficiencias en los neumáticos son una de las principales causas por las que un vehículo es rechazado en la ITV. Aunque ése es el menor de los males, ya que circular con unos neumáticos en mal estado compromete y mucho nuestra seguridad vial, así como la de quienes van a nuestro alrededor.

Relacionado: Alumbrado, señalización y neumáticos concentran los principales defectos graves detectados en la ITV

Pinchazos, reventones, desllantado… En definitiva, situaciones de riesgo por no llevar los neumáticos a punto

¿Qué puede ocurrir cuando circulamos con los neumáticos en mal estado? Se puede decir que prácticamente somos un peligro ambulante. Cuando circulamos con neumáticos viejos o con una presión inadecuada el riesgo de sufrir cualquiera de estas situaciones se multiplica:

  • Pinchazos
  • Reventones
  • Desprendimientos de la banda de rodadura o incluso desllantado

Cualquiera de estos problemas en carretera puede ser algo más que un susto, ya que pueden derivar en una salida de la calzada, en un impacto contra otro vehículo o hasta pueden provocar que el coche vuelque. Como ves, es un tema serio.

Relacionado: ¿Qué hacer si pincho o sufres el reventón de un neumático en carretera?

Además de eso, unos neumáticos que no están en buena forma comprometen el buen funcionamiento en general del coche. Por ejemplo, necesitaremos más tiempo (y más distancia) para poder frenar o si contamos con frenos ABS de poco nos servirán con unas ruedas descuidadas.

La buena noticia es que todo esto es fácil de evitar. Comprueba la presión y profundidad de dibujo con frecuencia. Y haz revisar de manera integral tu coche en tu EuroTaller de confianza: tu mecánico de cabecera te aconsejará sobre el cambio de ruedas.

Imagen portada noticia
En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.