NOTICIA
28-04-2014

¿Cuál es el secreto de la resistencia de las correas de distribución Gates al aceite caliente?

Gates fabrica transmisiones por correa para aplicaciones industriales en generadores, cortacéspedes y bombas de agua desde principios de la década de los noventa, ambientes en los que operan en contacto con aceite caliente. Dicha tecnología ha evolucionado para permitir ahora que los sistemas se utilicen en motores de automoción, para impulsar tanto árboles de levas como cigüeñales y transmisiones de bombas de aceite, sustituyendo a los tradicionales sistemas de transmisión por cadena.

Gates trabaja en estrecha colaboración con los fabricantes de equipos originales de automoción en diversos proyectos. Los motores compactos más modernos ocupan menos espacio y pesan considerablemente menos que los anteriores. En el futuro, los motores compactos serán mucho más pequeños. De hecho, el perfil de un motor de producción en servicio con la tecnología accionada con este tipo de correas no supera el tamaño de un folio A4.

En 2008, por ejemplo, Ford modificó el diseño de su cigüeñal y bomba de combustible en el motor diésel «Common Rail» de 1,8 litros, pasando de una cadena y una rueda dentada a una correa en sistema de aceite (BIO) o un sistema de correa resistente al aceite caliente. Desde entonces, en Ford se han seguido más aplicaciones de cigüeñal/leva en su motor EcoBoost 1.0 de tres cilindros, el motor de serie EB de tres cilindros de PSA y también aplicaciones que accionan bombas de aceite en los motores diésel «Common Rail» TDI de 1,6 y 2,0 litros de VW.

Correas más resistentes

El último diseño de correa resistente al aceite de Gates supera la vida útil de las correas de fabricación en serie de aplicaciones de aceite caliente que existen actualmente en el mercado. La correa tiene que soportar el ataque continuo de los distintos tipos de aceites y aditivos que pueden utilizarse en motores, en una amplia gama de condiciones de funcionamiento, temperaturas y distintos entornos por todo el mundo. Las propiedades de las correas deben ser capaces de resistir las situaciones más desfavorables. Se ha realizado un estudio para analizar todos los productos químicos y los cambios que se producen en el aceite de motor a lo largo de su vida, y cómo afectan a los materiales y las propiedades físicas de las correas.

Todos los materiales han sido probados estáticamente a temperaturas elevadas de hasta +150 ºC o un máximo que depende del punto de ebullición químico para intervalos de tiempo determinados. Las propiedades de las correas se han medido y valorado para entender el daño causado a los subcomponentes de la correa. Luego, se han utilizado los productos químicos más agresivos, con distintos niveles de concentración, en bancos de ensayo dinámicos de Gates para validar nuestros componentes de sistema comparándolos con las recomendaciones de los equipos originales.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.