NOTICIA
30-04-2021

¿Cuál es la función de la caja reguladora?

No es uno de los elementos más conocidos por este nombre. Cabe la posibilidad de que si se le pone el apellido pueda sonar más o, al menos identificar, su ubicación y es caja reguladora del alternador.

Esto ya nos hace también presuponer cuál es su función en nuestro coche aunque siempre para resolver todas estas dudas lo mejor es ir a nuestro EuroTaller de confianza.

El regulador del alternador es pieza fundamental para el sistema de carga de tu vehículo, y por ende, para tu propio coche. En la mayoría de los casos, el regulador del alternador se encuentra integrado al propio alternador, pero existen modelos que tienen este dispositivo de manera externa.

La función de la caja reguladora

Esta caja tiene la misión, como su nombre nos indica, de regular la intensidad de la corriente eléctrica generada por el motor. Una tarea imprescindible para que no se dañe ningún componente eléctrico del auto. Salvando las distancias es como el diferencial que tenemos en casa y salta cuando hay un aumento de tensión repentino y evita que se quemen, por ejemplo, los electrodomésticos.

Si el motor gira a diferente velocidad podría ser que alguna vez sea excesivo para cargar la batería de 12 voltios. Incluso podría llegar a 18 si va a demasiadas vueltas. Así que la caja se encarga de mantenerla en los niveles correctos. Aunque puede cambiar en función de las necesidades de la batería, determinadas principalmente por el nivel de carga que ya tenga y la temperatura a la que se encuentre.

¿Y si falla el regulador?

Lo más habitual emita una intensidad de corriente menor a la necesaria. El resultado es que la batería no se cargue nunca y acabe por vaciarse por completo. De todas formas, en los vehículos más antiguos el aumento de intensidad de corriente sí puede ser una avería algo más frecuente, que no hay que despreciar.

En los coches de hoy en día, el regulador está acoplado directamente en el alternador. Desde ahí, analiza los voltajes y controla su funcionamiento. Es más, hay cada vez más modelos en los que dicho regulador va conectado a la centralita del coche, para conseguir una regulación más avanzada.

Los fallos más comunes

Depreciación: los controladores del alternador no requieren mantenimiento y tienen una larga vida útil. A pesar de esto, los componentes electrónicos se dañan sin posibilidad de reparación debido a las temperaturas demasiado altas o la humedad que penetra en la carcasa.

Reducción de voltaje: al fallar, deja de enviar voltaje suficiente a la batería, y no carga. Esta condición hace que la batería se descargue por el consumo propio del coche. Te darás cuenta porque se enciende la luz de la batería en el salpicadero.

Demasiado voltaje: se notará que las bombillas y otros componentes eléctricos comienzan a fallar. Este es un problema peligroso y potencialmente costoso. Afortunadamente, este tipo de fallo es muy raro.

En la Red de talleres de EuroTaller cuidamos el mantenimiento de tu coche para que su conducción sea tan confortable como el primer día y siempre segura. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu vehículo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.