NOTICIA
11-02-2021

¿Cuáles son los síntomas de avería del volante motor?

Este es otro de los elementos que no conocemos, que nos puede sonar, pero que no sabemos la importancia que tiene en que nuestro coche para que vaya bien, menos mal que en nuestro EuroTaller de confianza sí lo saben y mantienen todos los elementos perfectamente.

Pues bien este componente influye en la sonoridad y el refinamiento de un propulsor. Además de la calidad de la inyección o el número de cilindros del automóvil, también influye el volante motor que se encarga de acumular inercia y regularizar el movimiento del propulsor en todo su funcionamiento. Es una parte del sistema del embrague.

¿Qué es el volante motor?

También se le llama volante de inercia y aporta al sistema una inercia adicional que permite almacenar energía cinética generada por el motor y derivarla a las ruedas.

Esta proviene de las sucesivas explosiones del motor para lograr que el giro sea lo más continuo posible, así ayuda a que el movimiento del coche sea más suave, evita que el coche y el motor vayan a tirones. Hay dos tipos de volante motor o volante de inercia: el monomasa que ya no se utilizan desde hace unos 15 años y constan de una sola pieza circular de grandes dimensiones que posee un perímetro dentado. También conocido como volante de inercia rígido, este va engarzado al motor de arranque y sirve de unión con el motor del coche.

Y luego está el volante de inercia bimasa: compuesto de dos, una unida al cigüeñal y otra unida a la transmisión. En su interior cuentan con un muelle helicoidal y un rodamiento de bolas que evitan que las vibraciones que genera el motor vayan a la caja de cambios y puedan afectar al normal funcionamiento del vehículo.

Síntomas de una posible avería

En este caso, el más habitual, hay que estar atento a estos síntomas que nos pueden indicar una avería:

Ruido de carraca metálica. Al pisar el pedal del embrague con motor en marcha y en punto muerto.

Desequilibrio del motor. El motor al ralentí vibra y repercute también en la palanca del cambio. No desaparece hasta alcanzar algo de velocidad y revoluciones del motor.

Ruido metálico al parar el motor: desaparece cuando el motor se queda parado por completo. En ocasiones, si está muy deteriorado, se aprecia al acelerar.

Rotura collarín de embrague: por un problema de vibraciones se podría producir una avería en el cojinete de empuje. Notaremos cómo perdemos pedal de embrague y queda inutilizado debido a que las vibraciones del volante repercuten en el embrague y éste las transmite al collarín.

Visita tu taller de confianza, tienes más de 800 a tu servicio, y deja que nuestros profesionales revisen el estado de tu coche. Los profesionales de la Red EuroTaller trabajamos por tu seguridad cuidando del buen mantenimiento de tu automóvil.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.