NOTICIA
12-06-2015

¿Cuáles son los tipos de pólizas de seguro más habituales para el automóvil?

No es posible, en virtud del artículo 3 del Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 octubre, conducir un vehículo que no esté asegurado: es necesario contar como mínimo con un seguro de responsabilidad civil. El llamado seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio del automóvil asegura (nunca mejor dicho) la cobertura de daños (tanto físicos como materiales) que podamos ocasionar a terceros cuando estamos al volante de nuestro coche. Por supuesto, según la propia definición, los daños producidos a nosotros mismos o a nuestro propio vehículo no estarán incluidos si sólo contamos con el seguro obligatorio.

¿Qué pasa si circulo sin el seguro obligatorio?

Hoy día existe el llamado Fichero Informativo de Vehículos Asegurados, que viene a ser un registro que permite comprobar de manera rápida si un vehículo está asegurado o no y gracias al cual ya no es obligatorio (aunque sí recomendable) llevar en el auto la póliza y el último recibo para demostrar que se está al corriente de pago.

Si no cuentas con el seguro obligatorio o por alguna razón así lo consideran los agentes, la multa puede oscilar entre 600 y más de 3.000 euros y además el vehículo quedará inmovilizado.

Los tipos de pólizas más habituales

Por supuesto, para algunas personas el seguro obligatorio, que es un seguro a terceros muy limitado, puede ser insuficiente, así que existen en el mercado varias opciones frecuentes, con más o menos coberturas… y mayor o menor costo.

Seguro a Terceros

El llamado Seguro a Terceros es el seguro obligatorio del que hemos estado hablando. Sólo cubre los daños a terceros (vehículos y / o personas), no los daños propios.

Seguro a Terceros Ampliado

Es un Seguro a Terceros pero al que le hemos añadido una o varias coberturas adicionales. Las más habituales son: lunas, robo e incendio.

Seguro a Todo Riesgo

Esta modalidad cubre tanto los daños a terceros como los daños propios sin limitaciones.

Seguro a Todo Riesgo con Franquicia

En este caso, la aseguradora fija una cantidad que el asegurado asumirá. Este seguro está pensado de manera que el asegurado asume los pequeños daños (como los golpes de chapa), por lo que la póliza es más barata que una Todo Riesgo, pero frente a un siniestro importante o siniestro total la aseguradora se hará cargo de la reparación del vehículo o abonará el valor del coche (excepto la franquicia).

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.