NOTICIA
19-04-2021

¿Cuándo debemos cambiar las escobillas limpiaparabrisas?

Esta semana se anuncian lluvias, otra vez, y una bajada de las temperaturas. La primavera, como buena época de cambios atmosféricos, es un momento clave para tener nuestro coche en perfecto estado por lo que deberíamos haber hecho las revisiones preventivas en nuestro EuroTaller de confianza.

Como un elemento de seguridad al que no prestamos importancia también se puede mencionar a las escobillas limpiaparabrisas. Nos acordaremos de lo mal que las llevamos cuando no tengamos visibilidad en época de lluvias. Por lo tanto, es importante hacer caso a cuando en EuroTaller nos recomienden su sustitución.

Lo más aconsejable es sustituir las escobillas una vez al año, aunque depende del uso que se haga de ellas o las condiciones con las que te encuentres, pueden presentar algunos signos que nos indiquen que es hora de cambiarlas. Atención que tampoco debemos olvidarnos de tener siempre lleno el depósito del líquido correspondiente.

Unas escobillas realizan más de 750.000 barridos del parabrisas en su vida útil, lo que supone limpiar la superficie de 80 campos de fútbol. Existen factores que aceleran su desgaste, como la exposición a la luz solar directa o los cambios bruscos de temperatura.

Asimismo, el desgaste ocasionado por la propia fricción contra el cristal se acentúa con la suciedad, los insectos, las hojas o ramitas de los árboles, excrementos de aves o resina de los árboles.

Indicadores de que debes cambiar los limpiaparabrisas

  • Si queda un velo en el parabrisas tras el paso del limpiaparabrisas puede deberse al endurecimiento del caucho de este. La goma no debe endurecerse nunca, por lo que si ocurre esto, es motivo de sustitución.
     
  • Hacen ruido y movimientos bruscos. La contaminación y los cambios de temperatura dañan la goma y hacen que ésta se endurezca.
     
  • Dejan huellas finas en forma de líneas. El agrietado de la goma se produce por el endurecimiento del material, provocado por los cambios de temperatura.
     
  • No limpian correctamente, dejando grandes zonas sin limpiar. Esto implica un envejecimiento del caucho y/o presión de la escobilla irregular.
     
  • El exterior del cristal se empaña. También es motivo para proceder al cambio. Esto se debe a que el caucho se ha endurecido; el limpiaparabrisas no ejerce la presión necesaria sobre el cristal para una correcta limpieza, dejando espacios sin aclarar.

Consejos de mantenimiento

Aunque es conveniente que en EuroTaller nos los revisen siempre y nos aconsejen su sustitución, para no acrecentar su envejecimiento podemos hacer unos sencillos consejos de mantenimiento.

  • Limpia la escobilla regularmente con un paño húmedo.
     
  • Limpia regularmente el parabrisas para eliminar restos de grasa y suciedad.
     
  • No acciones las escobillas cuando hay hielo en el parabrisas.
     
  • Controla periódicamente el nivel del líquido limpiaparabrisas.
     
  • No hay que olvidarse de la escobilla trasera, una visibilidad óptima es esencial a la hora de hacer maniobras.
     

Para un buen mantenimiento de tu coche, encuentra tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidamos de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.