NOTICIA
30-03-2021

¿Cuándo hay que calibrar los asistentes de conducción, ADAS y radares del coche?

La electrónica está presente en nuestros vehículos en un porcentaje que crece día a día, en cada nuevo modelo hay muchos más sistemas electrónicos, chips, sensores, radares, etc. etc. que tienden a hacernos la conducción más fácil y más segura, pero que también son más elementos a los que tenemos que estar atentos y que hay que vigilar en nuestras revisiones en nuestro EuroTaller de confianza. De hecho es esencial como advierten desde la iniciativa ECEC.

Dentro de estos elementos hablamos de detectores de ángulo muerto, el control de crucero adaptativo o el sistema de detección de peatones y freno autónomo, como algunos ejemplos.

Un fallo en el sensor de radar afecta directamente a los sistemas ADAS, así como a los sistemas de seguridad activa y de seguridad pasiva del vehículo, y en caso de fallo del sensor, el vehículo suele activar fase de emergencia.

Es importante la calibración de los ADAS

De este modo, un adecuado mantenimiento de los sensores es determinante para la seguridad en la conducción. Por ello, la calibración de los ADAS debe realizarse siempre ante trabajos de reparación de carrocerías; intervenciones en el chasis, tales como alineación de ruedas o tuning; sustituciones de parabrisas; o trabajos con la centralita del coche o con los sensores ADAS.

El mantenimiento de estos sistemas consiste en tener limpias las superficies de medición tanto en radares, como parabrisas delantero y lentes de cámaras perimetrales y trasera. Para ello, se realiza la calibración de los sistemas, con un previo ajuste correcto del sensor.

En el caso del radar, la calibración ha de efectuarse siempre que se haya desmontado y montado el sensor de radar, si el componente sensor de radar no reconoce el vehículo; en el caso en que en la memoria de averías haya registrado algún fallo, siempre que se realice una alineación de los ejes o un ajuste de nivel de altura en el vehículo.

De igual modo, la calibración de radares debe realizarse si el soporte del componente, después de repararlo, está aflojado, desplazado o deformado; si se ha sustituido el componente, previa configuración con equipo de diagnosis; cuando el componente hubiese sido dañado, por golpe o manipulación; de forma preventiva si el vehículo hubiera tenido un golpe bastante fuerte; así como si se desmonta el paragolpes, en el caso de que el radar vaya fijado a él.

Por su parte, la cámara requerirá de calibración siempre que se sustituya la luna parabrisas, al igual que cuando se desmonte o monte la cámara, y siempre que tenga averías grabadas en el calculador.

Las cámaras de visión trasera para aparcamiento necesitan estar bien limpias y colocadas con respecto a la carrocería, además necesitan calibración al ser sustituidas, al variar la alineación del vehículo, al haber sufrido un golpe el vehículo o al tener fallos en la unidad que procesa la imagen.

En la Red de talleres de EuroTaller cuidamos el mantenimiento de tu coche para que su conducción sea tan confortable como el primer día y siempre segura. Encuentra tu taller de confianza más cercano y deja que sus profesionales revisen el estado de tu coche.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.