NOTICIA
15-12-2020

¿Cuándo toca cambiar el líquido de frenos?

Los frenos de nuestro coche funcionan por un sistema hidráulico que transmite la fuerza que ejercemos sobre el pedal de freno a los pistones del sistema estanco. Así que, en ese momento, las pinzas presionan los discos de freno en las ruedas para conseguir que el vayamos perdiendo velocidad y se transforma esa energía en calor.

Por lo tanto ese líquido es el que nos permite detener el coche así que es básico que esté perfecto como nos lo mantienen siempre en nuestro EuroTaller de confianza.

En este sistema nos encontramos un circuito en el que, por supuesto, tenemos varios tubos y piezas de metal. Por eso es importante que el líquido de frenos se cambie periódicamente, ya que puede aparecer condensación, y para un sistema hidráulico de frenos como puede ser un ABS, es muy malo que haya partículas de agua dentro del líquido de frenos.

El ABS está compuesto por una serie de válvulas mecánicas en las que, si tienen partículas de agua, puede aparecer el óxido. La consecuencia de esto es que las válvulas tendrán más dificultad para abrir y cerrar correctamente, con el consecuente peligro a la hora de frenar el coche en una frenada de emergencia.

Cómo sabemos si hay que cambiarlo

Lo primero es ver cómo está de lleno el depósito. Para ver si el circuito de frenado tiene el nivel correcto de líquido, tenemos que levantar el capó y buscar un depósito blanco con un tapón, generalmente de color negro. En su interior tiene un líquido que es corrosivo y con el que hay que tener cuidado a la hora de manipularlo

Muchos fabricantes recomiendan cambiar el líquido de frenos aproximadamente cada dos años (o 40.000 km), algo que no todos los conductores suelen hacer.

También es importante dejarnos aconsejar por EuroTaller en cuanto al líquido que nos van a poner ya que siempre nos pondrán el mejor para nuestro coche y que aguante el calentamiento que se produce cuando la pastilla roza contra el disco, y que se transmite al líquido. Si pasase el punto de ebullición, se formarían burbujas y saldría del circuito por el tapón del depósito.

Síntomas

Si al pisar el pedal de freno notamos que el pedal baja demasiado, es posible que el líquido de frenos no esté en su mejor momento y sea necesario sustituirlo. Aunque, atención, pues unas pastillas de freno gastadas también aumentan el recorrido del pedal. Por eso lo mejor es siempre ir a Eurotaller.

Si practicamos conducción deportiva o estamos bajando un puerto de montaña y abusamos mucho del freno, notaremos que el pedal tendrá más recorrido y será más blando o esponjoso. Esto es debido a que el líquido de frenos ha estado durante mucho tiempo a mucha temperatura y ha dilatado los latiguillos de freno y además ha evaporado ese pequeño porcentaje de agua generando burbujas.

Para un buen mantenimiento de tu coche, encuentra tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidan de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.