NOTICIA
02-07-2021

¿Cuánto consume el aire acondicionado del coche?

Este fin de semana se esperan los 40ºC en la mitad sur de la península y más de 35 en gran parte del resto de España. Muchos conductores ante el precio de la gasolina y del gasoil que se encuentra en máximos desde 2014 se pueden plantear no conectar el aire acondicionado o el sistema de climatización ante el miedo de que el consumo se dispare.

Lo primero que hay que decir es que representa un riesgo para la seguridad el conducir con tanto calor en el coche ya que no podemos concentrarnos si las temperaturas son muy elevadas.

Algo más gasta

Aunque solo por el riesgo para la seguridad compensa en gran medida además de destacar que ir con las ventanillas bajadas supone más gasto porque se ofrece más resistencia y eso provoca que el coche consuma más para intentar mantener la velocidad.

El aire acondicionado utiliza un compresor conectado a la correa del bloque para funcionar. Esto también consume energía y, por ende, combustible. Hablamos de entre 0,2 litros y 1 litro de gasolina por cada 100 kilómetros (+5 –20%).

Evidentemente, consumir una cantidad mayor o menor depende de factores como la temperatura exterior, la intensidad de uso del aire acondicionado y la forma de conducir. Cuantos más grados necesite bajar, más combustible necesitará.

Aire acondicionado o ventanilla bajada

Otro caso es si circulas a muy poca velocidad, en ese caso sí que conviene abrir las ventanillas, siempre que la temperatura exterior no sea infernal, claro está. Se calcula que por encima de 90 km/h la mejor opción es el aire acondicionado, aunque hay otros factores a tener en cuenta como el tipo de vehículo o la temperatura a la que ajustemos el aire acondicionado.

Otro consejo: antes de encender el aire acondicionado, circula unos minutos con la ventanilla bajada para que salga el aire caliente del coche. Se enfriará antes y reducirás el consumo.

El compresor es inteligente

El mayor consumo del aire acondicionado recae sobre el uso del compresor. El compresor se acopla al giro del motor, mediante una correa, y cuando trabaja lo hace por medio de la fuerza que produce el propulsor del coche. Por tanto, la tarea recae sobre la propia mecánica que, al tener que ayudar al compresor, consume más energía.

Lo habitual en un sistema de climatización moderno es que el compresor se apague y desacople automáticamente en cuanto detecta que no es necesario seguir enfriando el aire, para volverse a encender cuando sí lo sea.

Cuanto menos tiempo esté funcionado el compresor, menor será el consumo. Si la temperatura inicial del interior del coche es de 40 ºC y queremos bajar la temperatura a 25 ºC, necesitaremos menos tiempo que si la queremos bajar a 18 ºC.

Para un buen mantenimiento de tu coche, encuentra tu taller de confianza más cercano, donde los profesionales de la Red EuroTaller revisamos el estado de tu coche y cuidamos de su mantenimiento para que viajes cómodo y seguro.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.