NOTICIA
18-01-2016

Cuatro de cada diez jóvenes se ha puesto al volante tras haber consumido alcohol o drogas

La relación entre los más jóvenes, la conducción y el consumo de alcohol o drogas no acaba de disolverse. El informe "Conducción y Drogas. Factores subyacentes a los comportamientos de riesgo" presentado por la Fundación Mapfre y la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) arroja preocupantes conclusiones al respecto.

Ponerse al volante tras haber consumido alcohol o drogas… y viajar en un coche conducido por alguien que ha consumido ebrio o drogado

Para llevar a cabo el estudio se han realizado cerca de 1.000 encuestas a jóvenes de edades comprendidas entre los 16 y los 30 años.

El 38,7% de los participantes en el estudio afirma que se ha sentado al volante al menos alguna vez bajo los efectos del alcohol.

Tampoco falta la presencia de los estupefacientes:  el 8,1% reconoce haber conducido un vehículo (coche o moto) tras fumar marihuana o cannabis, el 2,7% después tomar cocaína o speed, y el 2,7% tras consumir éxtasis o alucinógenos.  Es decir, más de un 10% de los jóvenes habría conducido bajo los efectos de algún tipo de drogas.

Otro tema muy preocupante es que los jóvenes no perciben como peligroso viajar con un conductor ebrio o drogado. Un 63,3% admite que ha viajado con conductor bebido y otro 30% afirma que ha circulado con un conductor que había consumido porros, cocaína o pastillas.

La cuestión de fondo que parece deducirse es que los jóvenes no ven el consumo de drogas o alcohol como factor de riesgo incompatible con la conducción. De hecho, según los resultados de las encuestas, para el 17,5%  es algo “normal” consumir alcohol o drogas aunque luego tengan que conducir. Tan sólo un 13,6% de los jóvenes admitiría que el alcohol “aumenta algo” el riesgo a la hora de conducir un vehículo. Por otro lado, algunos jóvenes hacen hincapié en que ellos conocen sus límites y saben cómo controlar o contrarrestar los efectos del alcohol y las drogas por lo que pueden ponerse al volante tras haber consumido estas sustancias.

Sin embargo, el escenario planteado por la DGT es bien distinto: un 21% de los conductores implicados en un accidente leve dio positivo por drogas ilegales. Incluso María Seguí, la Directora de la DGT, ha afirmado tajantemente que sin drogas al volante la cifra de muertes al año podría reducirse en 900 personas.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.