NOTICIA
19-10-2020

Cuida los calentadores de tu coche diésel

Aunque se conocen como calentadores, en realidad son unas bujías de precalentamiento similares a las de un coche de gasolina, pero con una función diferente. Es como si fuera una resistencia eléctrica que tiene como misión calentar la cámara de combustión.

Por lo tanto, funcionan para que se pueda arrancar en frío un motor diésel y, además, se quedan encendidos un breve espacio de tiempo para facilitar esa primera combustión.

En todos los coches diésel hay un indicador en el cuadro de color amarillo, similar a una espiral, y hay que esperar unos segundos a que se apague para proceder a encender el motor. El tiempo puede variar también de varios factores ambientales. Eso quiere decir que ya es el momento adecuado para arrancar.

Si los calentadores están en un estado correcto, el coche arrancará antes en frío y emitirá menos gases contaminantes. Pero, si falla en ese momento de ponerse en marcha será peor y la mala combustión provocará que se emitan más.

Desgaste

El paso del tiempo también afecta a este dispositivo. Si fallan totalmente, puede pasar que el coche no arranque. Pero, antes de llegar a este momento se dan, como en muchos de los componentes de nuestro vehículo, (por eso es tan importante hacer las revisiones en nuestro EuroTaller) una serie de síntomas que no debemos perder de vista, ya que el tiempo y el desgaste también les afecta.

En lo primero que podemos darnos cuenta de que se va notando su agotamiento es que esa luz tarda, cada vez más, en apagarse. También que cuesta arrancar, pero no hay que confundirlo con que la batería esté fallando. Eso puede indicar que no todos, pero sí alguno de los calentadores sea el que esté en mal estado.

Hay que estar atentos porque también depende de los modelos de automóvil. Si durante la marcha el testigo se enciende y no se apaga tras el arranque o se queda parpadeando, posiblemente, el coche presenta avería en uno o más calentadores.

Algunos coches sólo avisan de la avería durante unos segundos y después se apagan para no interferir en la conducción. Otros, mientras, pueden mostrar un aviso en la pantalla del ordenador de a bordo.

Lo cierto es que evitar estos problemas (y olvidarse de ellos) es tan fácil como hacer revisar el coche una vez al año como mínimo en tu EuroTaller de confianza. ¡Te esperamos!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.