NOTICIA
02-11-2015

Cuidado con los asistentes de voz de los smartphones… Podrían ser una peligrosa fuente de distracción

Desde que los teléfonos y dispositivos móviles entraron en nuestras vidas, y en nuestros coches, numerosas voces han alertado de los peligros que suponen a la hora de conducir.

En un principio, el mayor problema parecía sencillamente la libertad de movimientos: si tenemos el móvil sujeto con la mano y la cabeza, es lógico pensar que, en un momento de peligro, no reaccionaremos tan rápido como sería posible si nuestra postura corporal estuviese centrada únicamente en la conducción. En otras palabras: la seguridad vial estaba comprometida.

Los sistemas de manos libres, que nos permiten utilizar el teléfono mediante comandos de voz, parecían la solución a ese problema y la alternativa para utilizar con seguridad los dispositivos móviles cuando estamos al volante.

Pero, ¿era realmente la alternativa segura? Diversos estudios parecen ir en sentido contrario.

Solucionado el problema del uso de las manos, preocupa que el conductor se distraiga

Un automovilista mantiene la mirada atenta a lo que sucede en la carretera. Sus manos no se apartan en ningún momento del volante. Tan sólo utiliza su voz para ordenar a su dispositivo móvil que efectúe una llamada o que suene determinado playlist de música. ¿Es ésta una situación peligrosa?

Según la mayor asociación del motor en EEUU, la AAA (Asociación Automovilística Estadounidense), sí, es una situación potencialmente peligrosa.

De acuerdo con un estudio realizado por esta asociación, el uso de estos sistemas de manos libres producen alta distracción en los conductores. Volvamos al ejemplo anterior: el conductor, que recordemos no aparta la vista de la carretera ni las manos del volante, pide a su dispositivo que marque un número para hacer una llamada… Este sencillo gesto puede despistarlo hasta 27 segundos después de haber finalizado la tarea. Y 27 segundos, en carretera, son muchos segundos. Y muchos metros.

La Fundación de Seguridad Vial de la AAA utiliza una escala de 1 a 5 para medir el nivel de distracción:

  • Nivel 1 (el más débil): equivale a escuchar la radio o un libro;
  • Nivel 2: equivale a hablar por teléfono;
  • Nivel 3: equivale a dictar un mensaje por voz sin ningún error;
  • Nivel 4: equivale a actualizar redes sociales;
  • Nivel 5 (el más elevado): equivale a la exigencias de una prueba específica diseñada por los investigadores.

En su estudio, la AAA ha analizado los efectos que tienen los sistemas de voz de tres smartphones (Siri de Apple, Cortana de Windows y Google Now) en la conducción, empleando una muestra de 324 conductores y diez modelos de automóviles lanzados al mercado norteamericano en 2015. Y la conclusión es clara: por mucho que sigamos mirando la carretera y por mucho que nuestras manos estén firmes sobre el volante, nuestra mente se distrae con el uso de estos sistemas.

Hasta 300 metros circulando sin atender a la carretera

Las distracciones registradas en el estudio van de 15 segundos a 27 segundos. De 166 metros hasta 300 metros recorrieron los conductores distraídos, teniendo en cuenta que circulaban a 40km/h.

Respecto a los asistentes, conforme con este estudio, el que más distrae es Cortana (Microsoft). Le sigue después Siri (Apple) y por último estaría Google Now.

Un nuevo recordatorio de que cuando estamos en carretera es la conducción la que debe ocupar nuestras mentes. Evitar peligrosas distracciones como ésta está en tu mano. ¡Se responsable! Como responsable debes ser también en el mantenimiento de tu coche. Tras el cambio de hora tenemos menos horas de luz y con la llegada del frío y las lluvias debes asegurarte de que tu coche está a punto. ¿Y dónde mejor que en tu EuroTaller de confianza? Te esperamos.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.