NOTICIA
13-02-2013

¡Cuidado con utilizar el taller como sala de fiestas! ¡En menudo lío se ha metido un reparador soriano!

El taller de reparación no es una sala de fiestas. Y utilizarla como tal, aunque sea de forma ocasional, puede deparar un buen disgusto a sus propietarios. Es lo que ha ocurrido con un reparador de Soria.

El pasado 27 de enero la Policia Nacional lo detuvo como presunto autor de un delito de simulación de delito. La historia es de lo más rocambolesca. La tarde del día anterior la Policia Local de Soria se personó en el establecimiento y formuló una denuncia por infracción de las ordenanzas municipales contra el dueño del taller. La razón: celebrar una fiesta sin tener autorización para ello. En el mismo acto, los agentes desalojaron el taller, donde se encontraban 98 jóvenes, 67 de ellos menores de edad, constatando, además, la existencia de muchas bebidas alcohólicas.

Al día siguiente, el dueño del taller acudió a Comisaría a presentar denuncia por usurpación del inmueble y unos mínimos daños ocasionados durante la fiesta. En su declaración señaló que no había dado permiso a nadie para entrar en el local. Sin embargo, tras las precepctivas investigaciones, la policía encontró indicios de que el denunciante y propietario del taller había sido el organizador de la fiesta. Según las averigüaciones poliiales cobró siete euros por la entrada y no controló el acceso de menores de edad.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.