NOTICIA
23-12-2015

¡Cuidado! Más del 10% de los accidentes de tráfico tienen lugar con condiciones climatológicas adversas

Cuando llueve, graniza, nieva o hay niebla, el riesgo de sufrir un accidente de tráfico se incrementa. Realmente, la climatología adversa influye en determinados factores que hacen que esto sea así: la humedad en la calzada, la pérdida de visibilidad…

Ahora un estudio pone cifras a esta realidad que todos conocemos. Con los datos de la DGT en la mano, el comparador de seguros Segurojoven indica que el 12,7% de los accidentes de tráfico que se produjeron en España en 2014 tuvieron lugar con meteorología adversa.

Es decir, de los cerca de 88.000 accidentes registrados, 11.000 siniestros tuvieron lugar bajo la lluvia, la niebla o con algún tipo de condición climatológica desfavorable.

La lluvia, la precipitación que conlleva mayor siniestralidad

Entre todos los fenómenos meteorológicos, es la lluvia la que demuestra ser más peligrosa: son más de 9.900 los accidentes relacionados con la lluvia, lo que supone el 89% de los 11.000 siniestros con condiciones climatológicas adversas.

Y la cosa va más allá de los habituales golpes de chapa, frecuentes, pero de poca importancia. 155 personas fallecieron a consecuencia de un accidente ocurrido bajo la lluvia: es decir, el 75% de los fallecidos en siniestros con mala climatología. También tiene una importante representatividad en lo que se refiere a heridos graves: el 83% de las víctimas heridas de gravedad también fueron en accidentes bajo condiciones de lluvia.

Esto te interesa: consejos EuroTaller para conducir con lluvia

Viento, niebla y granizo

El viento tiene presencia, de acuerdo con el estudio, en cerca del 5% de los accidentes con malas  condiciones climáticas, lo que le convierte en el segundo factor más peligroso. La siniestralidad relacionada con este fenómeno supone  el 8% de los fallecidos y el 7% de los heridos con meteorología adversa.

Cabe destacar como peligrosa también a la niebla, a pesar de ser un fenómeno menos frecuente (como la nieve o el granizo). En 2014 trece personas fallecieron en 136 accidentes ocurridos con niebla. Es más: en el 10% de los siniestros relacionados con niebla muere algún ocupante del vehículo.

Máxima alerta en invierno

Como era de esperar, los meses invernales son los más peligrosos y acumulan prácticamente un tercio de los siniestros de tráfico ocurridos a lo largo de todo el año, además de que uno de cada tres fallecidos en accidentes de circulación perdió la vida entre los meses de diciembre y marzo.

¿Conclusión? Tu coche debe estar en forma para garantizar tu seguridad frente a todas estas situaciones, en cualquier época del año. Para ello cuentas con la ayuda de tu EuroTaller de confianza, ¡te esperamos!

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.