NOTICIA
16-12-2014

¿Dejarías de trabajar si te toca el Gordo de Navidad? El ejemplo de Paco, mecánico de coches

Son 400.000 euros el décimo. Menos un 20% de impuestos. Es lo que le tocó a Paco Sánchez, propietario de un taller de coches de Arrasate en el sorteo del Gordo del año pasado. A él y a sus empleados, incluido su hijo Jorge, entre los que repartío la fortuna de un décimo por cabeza. ¿Qué ha pasado un año después? ¿Cómo han cambiado sus vidas?

A mejor. Sin duda a mejor. Pero no tanto como para dejar de trabajar. “La Lotería nos ha supuesto un alivio, pero entre comillas. Si hubiese compensado con el trabajo estaríamos el doble de contentos”, señala Paco, el dueño de Garaje Ibarra, en el barrio de San Andrés. Para este mecánico empresario, entrevistado un año después por Noticias de Gipuzkoa el dinero del Gordo es “un colchón que tenemos ahí y que nos hace mirar la vida con más tranquilidad”, sin olvidar nunca que “el trabajo está como está y hay que sacar adelante el pan de cada día”.

Más animoso, su hijo Jorge, que hace un año salía en los periódicos exclamando que tenía pensado “celebrarlo por todo lo alto” con su novia, confiesa ahora en que quedó la cosa: “¡Algún capricho claro que nos hemos dado! ¡Un viaje!”

Sin embargo, los 180 millones de euros que el Gordo de Navidad llevó a Arrasate no parecen haber reactivado del todo la economía local. “Yo no he visto que el dinero del Gordo haya generado un mayor movimiento. La situación no está para derroches, hay familias que están pasando por un momento complicado”, explica Sánchez. “La mayoría ha preferido ahorrar por lo que pueda venir”, comenta Jorge.

Prudencia ante la situación económica. Es lo que un año después de tocarle el Gordo percibe y transmite Paco Sánchez, mecánico de coches y propietario de un taller. Sus clientes no están para muchas alegrías: “Hace unos años, más o menos trabajaban los dos miembros de la pareja y, en estos momentos, en muchos casos solo está currando uno. Así que, hablando desde mi particular experiencia, si antes se cambiaban las cuatro ruedas del coche, ahora solo se cambian dos....”.

Con todo, Paco volverá a probar suerte el próximo 22 de diciembre: “Compraré los décimos el sábado- por el día 13-, al igual que el año pasado. Además, es el día de mi aniversario de boda”.

¿Tienes suerte con tu coche? Hay que buscarla. Llevarlo siempre a punto es la mejor forma de evitar tener problemas con el vehículo. Confía en EuroTaller. La elección inteligente. Hay un EuroTaller cerca de tí. Encuentra el tuyo.

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.