NOTICIA
06-06-2013

Desarticulada una red que “aprobaba” la ITV a vehículos con defectos graves previo pago de 50 euros

Era lo que te costaba, tasas aparte, pasar con éxito la ITV de tu coche. La Guardia Civil ha detenido a doce personas implicadas en una trama que operaba en la Comarca de la Sagra (Toledo).

Se les acusa de presuntos delitos de falsificación documental orientada a alterar los resultados reales de las inspecciones y lograr que vehículos no aptos superaran con éxito los controles técnicos de la ITV.

Entre los detenidos hay responsables de la estación de ITV, personas que hacían de intermediarios entre los clientes y el personal de la ITV, así como varios de estos clientes.

La investigación se inició en el mes de febrero cuando el Grupo de Información y Apoyo a Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Toledo tuvo conocimiento de que en una ITV de la provincia de Toledo se estaban dando "resultados favorables de inspección periódica a vehículos con defectos graves que les imposibilitaban obtener este resultado".

Con el objeto de verificar esta información, los agentes procedieron a inspeccionar vehículos que salían de esta ITV, comprobando que en muchos de los casos estos vehículos, principalmente comerciales, presentaban "deficiencias graves detectables a simple vista y que suponían un peligro para la seguridad vial", como el grave deterioro de los neumáticos que presentaban grietas o carecían de dibujo, o incluso vehículos a los que les faltaba algún tornillo de la rueda de dirección.

Por ello, los vehículos que fueron detectados por los guardias civiles con estas deficiencias fueron sometidos a una nueva inspección en otra estación, obteniendo todos ellos resultado desfavorable por defectos graves o muy graves.

De esta manera, y continuando con la investigación, se comprobó que en la ITV investigada había cuatro personas que, sin ser empleados de esta empresa, hacían las gestiones de captación de clientes que iban a pasar la inspección técnica de sus vehículos, garantizándoles un resultado favorable a cambio del pago de 50 euros.

Estas personas intermediarias tenían como único cometido el entregar la documentación de los vehículos en la ventanilla de la ITV y posteriormente recogerla una vez inspeccionado el vehículo, garantizando el resultado favorable a aquellos clientes con los que habían llegado a un acuerdo, "gracias a la amistad que mantenían estas personas con el personal de la empresa".

Los investigadores pudieron constatar que los propietarios de los vehículos investigados eran conocedores de los defectos con los que presentaban sus vehículos, por lo que "si no eran captados por los intermediarios, ellos mismos contactaban con ellos al conocer su existencia y el papel que desempeñaban".

El GIAT con esta investigación pudo verificar que esta actividad se podía estar desarrollando desde hace más de un año y que además una media de 8 o 10 vehículos diarios pasaban de forma favorable esta inspección técnica teniendo graves deficiencias.

Finalmente, todas las personas han sido puestas a disposición judicial del Juzgado de Instrucción de Guardia de Toledo correspondiente en el momento de la detención.
 

En EuroTaller se hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.